47 Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro

47 Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro

Programación y venta de entradas:

AQUÍ


Orfebrería, asombro, vida, libertad, eternidad… ¡Son tantas las palabras e imágenes que nos evocan los clásicos! ¡Son tantos los recuerdos que activan y que nos convierten en protagonistas de una historia que sigue contándose! Esas emociones nos conectan a un legado universal, a un fragmento de nuestra cultura que dice mucho de lo que somos y que nos insta a repensar cómo hacer aquello que explicará lo que seremos algún día en el futuro. Los grandes autores y autoras del Siglo de Oro escribieron pasajes esenciales de nuestra historia y hoy, siglos después, somos depositarios de una promesa. Heredamos el deber de garantizar su pervivencia, pero también el compromiso de difundir su sabiduría, su extraordinaria poesía y la universalidad de sus mensajes. Somos una pieza clave de esa conexión que nos vincula a su legado con la belleza del arte y la alegría de la festividad compartida, desde el retorno al pueblo y al sosiego. Las texturas de Almagro nos conducen a ese universo clásico donde la piedra, la madera, la enea o el encaje representan la artesanía y la tradición y, como ocurre con el teatro, nos sirven de escenografía y ceremonia en la que reconocer el inmenso valor que encierra la sabiduría popular, recogerla, cuidarla y finalmente transmitirla. Almagro es ese lugar en el mundo donde los clásicos renacen, donde una emoción distinta recorre cada función y se entrega a cada piel, donde conectamos con quienes dedican su vida a la escena. Almagro es y será siempre esa tierra, el hogar, que nos brinda la oportunidad de convivir con un pueblo que no sólo respira teatro, sino que acoge a sus visitantes y los convierte en vecinos y vecinas. Almagro es, en fin, ese custodio de nuestra herencia cultural; conectar con ella, celebrémoslo, es hacerlo con nuestras raíces. En un mundo donde el tiempo corre a favor de la prisa y el olvido, el equipo del Festival de Almagro os invita a pausar, a vivir, a recordar.

Irene Pardo
Directora de la Fundación Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro