Almagro conmemora el Día Internacional de la Mujer

Almagro conmemora el Día Internacional de la Mujer

La presidenta de la Comisión de Igualdad del Senado, Rosa Romero ha participado en el acto institucional

Un año más, Almagro ha vuelto a conmemorar el Día Internacional de la Mujer con un Acto Institucional en el Salón de Plenos del Ayuntamiento al que han asistido representantes de las diferentes asociaciones de mujeres, de la comunidad educativa, de las Fuerzas de Seguridad del Estado y de la política municipal. Un acto que tiene como objetivo reivindicar la igualdad real y continuar la lucha por los derechos de la mujer.

El alcalde, Francisco Javier Núñez, ha presidido el acto, y ha iniciado su intervención destacando la importancia de continuar celebrando este día, destacando que “todos deberíamos hablar de personas, que contamos con las mismas capacidades independientemente de nuestro género, y por lo tanto, todos  debemos tener igualdad de oportunidades”. También ha puesto en valor el trabajo de las diferentes asociaciones que trabajan por la igualdad en Almagro, y les ha animado a continuar con ello.

A continuación, ha cedido la palabra a Rosa Romero, presidenta de la Comisión de Igualdad del Senado, que ha estado presente en este acto. Romero ha destacado el lema de este 8 de marzo, “hoy no me felicites, ayúdame a tener los mismos derechos y oportunidades”, señalando que de eso se trata este día, para que “esos derechos que se han ido consiguiendo a lo largo del tiempo no paren, porque queda camino por recorrer”.  También ha destacado uno de los motivos más importantes por los que hay que seguir luchando: la violencia de género,  y es que,  “todavía hay mujeres que se les asesina por el mero hecho de ser mujeres”. Además, también ha hecho hincapié en trabajar para que la conciliación y la corresponsabilidad esté de forma equitativa entre hombres y mujeres, “para que ambos puedan optar a los mismos puestas de trabajo y la mujer pueda participar en todas las esferas de la sociedad”.

El acto, organizado por el Centro de la Mujer de Almagro, ha contado con la participación de las dos técnicas que han tomado la palabra. María José Medina, ha señalado la importancia del empoderamiento de las mujeres en todos los entornos, de proteger sus derechos y garantizar que éstas puedan alcanzar todo lo que se propongan. Pero también ha recordado a todas las mujeres que, de una manera u otra, han contribuido por la igualdad real y efectiva. “Que han facilitado que hoy, nosotras podamos disfrutar de algunas ventajas sobre nuestras antecesoras, allanando algunas vías de tránsito, pero todavía el camino está por  reconstruir”.

Por su parte, la Trabajadora Social del Centro de la Mujer, Mª Luisa Ruíz, ha citado unos párrafos del texto “El incendio en la fábrica Triangle Shirtwaist”, una de las hipótesis de por qué se celebra el día internacional de la mujer en este día, ya que fue un desastre industrial en Nueva York donde murieron 146 personas, la mayoría de ellas mujeres inmigrantes, y que marcó la lucha por los derechos de la mujer.

A continuación, han tomado la palabra cuatro mujeres de la asociación de personas con discapacidad de Almagro y que han leído el manifiesto de las mujeres con discapacidad de este 8 de marzo de 2024 que reproducimos:

Yo decido

Hoy es 8 de marzo. Es el Día Internacional de la Mujer.

Las mujeres y las niñas con discapacidad estamos preocupadas porque no se cumplen nuestros derechos.

Las mujeres tenemos muchas barreras para tomar decisiones sobre nuestra vida, sobre todo, si tenemos discapacidad.

La participación de las mujeres en todos los ámbitos de la sociedad es un derecho humano.

Cuando participamos en igualdad de condiciones también podemos disfrutar del resto de derechos, por ejemplo, del derecho a la educación, la salud, el trabajo y los derechos sexuales.

Naciones Unidas dice que las mujeres tenemos el mismo derecho a participar que los hombres en toda la sociedad y en todos los temas.

Pero las mujeres estamos menos presentes en los lugares donde se toman decisiones en la sociedad, sobre todo las mujeres con discapacidad.

Muchas veces a las mujeres con discapacidad no nos dejan tomar decisiones sobre nuestra propia vida.

Cuando otras personas toman decisiones por nosotras no nos respetan como mujeres y niñas.

Nosotras somos las protagonistas de nuestra vida y queremos tomar nuestras decisiones y tener el poder sobre nuestra vida.

Por eso queremos denunciar el machismo.

El machismo es la idea de que los hombres son superiores a las mujeres.

También queremos denunciar el capacitismo, que es la idea de que las personas con discapacidad somos menos capaces que el resto de las personas y por eso no podemos tener el control sobre nuestras vidas.

Hoy 8 de marzo, exigimos:

  1. Ayudas y apoyos para tomar las decisiones que queremos para nuestra vida.
  2. Ayudas para que las empresas contraten a más mujeres con discapacidad, sobre todo a mujeres con discapacidad con grandes necesidades de apoyo.
  3. Apoyo a las organizaciones de mujeres y niñas con discapacidad para impulsar nuestra participación en la sociedad.
  4. Que se garantice la participación de las organizaciones de mujeres y niñas con discapacidad en la toma de decisiones políticas, sobre todo las que afectan a los derechos de las mujeres.
  5. Que las mujeres con discapacidad estén presentes en la política.

¡POR NUESTROS DERECHOS!

El acto ha continuado con la lectura del manifiesto elaborado por el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha que ha leído la concejala  Marta Rivero:

MANIFIESTO DEL INSTITUTO DE LA MUJER DE CASTILLA-LA MANCHA CON MOTIVO DEL 8 DE MARZO, DÍA INTERNACIONAL DE LAS MUJERES 2024

INSTITUTO DE LA MUJER DE CASTILLA-LA MANCHA

 ‘Cerrando brechas. Iguales Y visibles’

A la velocidad de progreso actual, la igualdad de género absoluta en el mundo no será alcanzada hasta dentro de 131 años.

Casi un siglo y medio para acabar con todas las formas de discriminación y de violencia que sufrimos las mujeres por el hecho de serlo y para poner fin a las más execrables muestras de la violencia patriarcal como los feminicidios, el matrimonio forzado y la mutilación genital femenina.

Más de un siglo para que el trabajo de cuidados y el trabajo doméstico sean reconocidos y valorados, y por supuesto, para que se divida de manera corresponsable con el objetivo de que las mujeres puedan participar social y económicamente en igualdad de condiciones y oportunidades.

131 años, en definitiva, para cerrar las brechas.

Brechas que siguen cercenando la libertad y los derechos de millones de mujeres y demorando el momento para poder disfrutar de una sociedad verdaderamente justa, igualitaria y democrática.

¿Vamos a esperar 131 años para compartir la vida en igualdad?

¿Está nuestra sociedad dispuesta a prescindir de las aportaciones, el talento, la capacidad, la inteligencia y el potencial de generaciones y generaciones de niñas y mujeres?

En Castilla-La Mancha nuestra respuesta es clara, ¡No!

Nuestra región ha sido siempre una tierra comprometida con el avance y la consolidación de los derechos de las mujeres y con esa meta, trabajamos, día tras día, para impulsar políticas que acaben con las desigualdades existentes entre mujeres y hombres.

Hemos articulado leyes y mecanismos normativos pioneros a nivel estatal y europeo que nos han permitido ir cerrando esas brechas que separan a mujeres y hombres.

En los últimos años, hemos conseguido reducir la brecha salarial de género en más de cinco puntos; hemos disminuido la cifra de paro femenino en un 17% o la brecha de las pensiones en más de un 7%. También hemos incrementado los servicios de apoyo a los cuidados de menores, mayores y personas dependientes.

Las mujeres hemos ido conquistando espacios y acortando distancias en el ámbito laboral, en el deportivo o el cultural; también en el campo de la ciencia, la tecnología o la investigación; y por supuesto, ocupamos puestos de responsabilidad y liderazgo en organizaciones, empresas y entidades.

Sin embargo, esta igualdad conquistada no es causa ni consecuencia de un fenómeno social espontáneo y aleatorio, ni tampoco es el destino donde nos conduce la sociedad de manera natural, sino que es fruto del esfuerzo por alcanzar esa igualdad tan necesaria dado que la situación tampoco mejora únicamente con el mero paso del tiempo.

Para lograr la igualdad es necesaria la voz unánime de toda la sociedad en su conjunto. Una voz que clame en defensa de los derechos y libertades de las mujeres y que condene incesantemente a quienes pretenden revertir las conquistas de la lucha feminista y a quienes niegan la existencia de la violencia de género.

Debemos posicionarnos del lado de aquellas cuestiones que son patrimonio colectivo e irrenunciable de toda la sociedad, y en ese sentido, la igualdad entre mujeres y hombres supone la defensa más profunda de los derechos humanos y los valores democráticos.

Por ello, es preciso aunar todos los esfuerzos, los de todas y cada una de las personas, mujeres y hombres, y también de todas y cada una de las instituciones y organizaciones para activar el acelerador con el objetivo de lograr que la generación del presente, nosotras y nosotros, seamos testigos de un mundo en igualdad.

Porque no hay tiempo. No podemos esperar 131 años.

Más de tres siglos de lucha feminista han traído grandes avances para las mujeres, pero un siglo más para lograr los derechos de ciudadanía en plena igualdad es demasiado tiempo.

Por eso, hemos de seguir combatiendo las brechas de género en todos los ámbitos de nuestra sociedad, hoy, 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres, y el resto de los 365 días del año.

Sigamos visibilizando a todas las mujeres que nos precedieron, que derribaron muros y abrieron caminos y que con sus ejemplos y trayectorias impulsan el avance de muchas otras y de la sociedad en su conjunto y continuemos reivindicando la igualdad, en el más amplio sentido de la palabra, de las mujeres en todos los espacios de trabajo y de vida.

Cada día cuenta. Mañana es tarde.

El acto institucional ha finalizado con la firma de adhesión al manifiesto por la igualdad por parte de todos los asistentes.