Martes, 16 Julio 2019
A+ R A-

Hemeroteca Años

Almagro salió a la calle para disfrutar de la I Noche en Blanco

La primera Noche en Blanco comenzó simultáneamente en tres espacios: la iglesia de San Blas, el Almacén de Fúcares y el pub Ágora. El templo religioso, sede temporal del Belén Municipal, fue el punto de partida de “un paseo por la historia del Teatro” que bien puede conocerse caminando por Almagro como hicieron, en un principio, una veintena de personas pero que acabaron siendo más de sesenta. A esa misma hora, la magia de los cuentos llegó al Almacén de Fúcares. En este espacio uno de los más emblemáticos y bellos de la ciudad tuvo lugar la historia de un espantapájaros que no quería espantar pájaros por los que los quería mucho. También la historia de un caminante que hace reflexionar sobre la generosidad, el valor de la amistad y del amor desinteresado y otros muchos cuentos y personajes que fascinaron a los más de cuarenta niños, además, de sus padres y acompañantes, que participaron en “Juglareando” de la mano de Aytana de Juglar Teatro. Y para los más marchosos, los DJ de Onda Almagro Romero y Quique sacaron la música a la calle hasta las once de la noche.

Además, Antonio Laguna desafiaba el frío y se subió a una grúa para dar vida a una pared de la Casa de los Miradores, frente a los Jardines de la Plaza Mayor. Una impresionante pintura mural sorprendió al visitante que llegó hasta este edificio, ahora solar vacío. El pintor almagreño tiene previsto, si no llueve, terminarlo el domingo y hasta ese día se puede visitar.

Villancicos manchegos, populares, a ritmo de salsa…

Tras este arranque teatral y artístico, la Noche en Blanco no había hecho nada más que empezar. El sonido de la Navidad se apoderó de las calles céntricas de la ciudad desde las 19 a las 23 horas. Los primeros acordes llegaron de la Asociación de Familias y Mujeres del Ámbito Rural, Afammer, que llevó el espíritu navideño por todo el centro. Los alumnos de la Escuela Municipal de Música, la Coral Polifónica Orden de Calatrava, la asociación Tierra Roja, el grupo Campos de Calatrava y la Escuela de Baile Raúl también recordaron las fechas tan entrañables que vivimos. Unos con sus flautas, saxofones, violines... en el Callejón del Villar; otros con castañuelas, guitarras, botella de anís… en la iglesia de San Blas y en la escalera del Ayuntamiento o solo con su voz en San Blas. Pero tampoco faltaron los villancicos a ritmo de cha-cha-cha que consiguieron hacer bailar a varias decenas de personas en la Plaza Mayor.

En la Noche en Blanco almagreña también hubo tiempo de viajar en un trenecillo, de asistir a la presentación de la novela “La cámara de San Sisenando” del periodista almagreños Francisco J. Martínez Carrión, de conocer a Rocinante y su teatrino, de conocer oficios artesanos, de hacer compras y de disfrutar de unas castañas asadas y un chocolate calentito con dulces gracias a varios comercios de la Plaza Mayor, callejón del Toril y de la calle la Feria que a más de uno entonó el cuerpo en una noche menos fría de lo que se esperaba pero invernal y en la que la lluvia solo hizo acto de presencia como ligera llovizna en un par de ocasiones.

Lo que no podía faltar en una noche de estas características en Almagro era el teatro. Y lo hizo de la mano de El Taular Teatro con cuatro fragmentos- microteatro- con Lorca y Almodóvar como protagonistas. Por el escenario del Teatro Municipal pasaron Bernarda y sus hijas, Raimunda, Agustina, Sole, Paula… de Volver, las “lavanderas” de Yerma y mujeres y también algún que otro hombre al borde de un ataque de nervios. El colofón a cuatro horas de espectáculos lo puso el grupo Pelillos a la mar y su música “flamenquita” y con ritmos brasileños.

La iniciativa ha partido de la Concejalía de Turismo y Promoción Económica pero se ha podido poner en marcha gracias a la colaboración de la compañía Corrales de Comedias; Juglar-Aytana; Escuela Municipal de Música; Grupo turístico Alarcos; Arte y Comunicación. Calatrava; grupo mayeros Campos de Calatrava; Tierra Roja; Taular Teatro; Coral Polifónica Orden de Calatrava; Escuela de Baile Raúl; Afammer; Pub Ágora; el grupo Pelillos a la mar; Antonio Laguna, el Celcit, la asociación de belenistas y la asociación de artesanos. Estos últimos que han instalado la Feria de Artesanía en la iglesia de san Agustín seguirán hasta el domingo. Los espacios municipales que se pudieron visitar gratuitamente fueron el claustro del Museo Nacional del Teatro; el Corral de Comedias; el Museo del Encaje y la Blonda; el Teatro Municipal; el Espacio de Arte Contemporáneo; el Almacén de Fúcares, San Agustín y el Claustro de la Asunción de Calatrava- Además, se mantuvo abierta la iglesia de San Blas, muchos comercios del centro histórico y se desarrollaron actividades en Arte Comunicación. Calatrava; Ayuntamiento, Plaza Mayor y el callejón del Villar.

*Ver imágenes*