Domingo, 17 Noviembre 2019
A+ R A-

Hemeroteca Años

La solidaridad de Caritas protagonista en los micrófonos de Onda Almagro

  • Publicado el Domingo, 24 Enero 2010 00:30
Caritas y cooperantes de puyo

Dos misioneros visitaron la localidad encajera mostrando en diversos foros la realidad de la ciudad ecuatoriana de Puyo

Llegar en avioneta a un poblado en medio de la selva amazónica o moverse entre barro por caminos intransitables durante cinco horas son acciones más propias de protagonistas cinematográficos que de personas normales, pero en el caso de Carlos San Segundo y Alberto Diez, esos retos pertenecen a la “rutina” del día a día en la misión católica de la localidad ecuatoriana de Puyo en la que están destinados desde hace cinco años. Y es que aprovechando la visita de estos dos jóvenes misioneros a la agrupación local de Caritas, los oyentes de Onda Almagro tuvieron la oportunidad de seguir una entrevista en la que San Segundo y Diez explicaron numerosas cuestiones sobre la realidad que se vive en la región del río Pastaza zona en la que se han puesto en marcha diversos proyectos humanitarios que han contado con la ayuda económica de Caritas Almagro. El proyecto más reciente emprendido desde Puyo ha sido la creación del Centro de Día Betania, un comedor destinado a las personas más ancianas y desfavorecidas de esta comunidad, comentando San Segundo “la importancia de este centro en el que se intenta que los veintidós ancianos que actualmente ocupan las instalaciones tengan una situación digna”.

 

Este proyecto, hecho realidad en junio del pasado año y que cuenta con una capacidad de cuarenta personas, se encuentra en una de las zonas más humildes de la ciudad, dentro de la parroquia de Jesús Obrero, “poniéndose en marcha gracias a las aportaciones de numerosas instituciones entre las que se incluyen Caritas de Almagro y de Pozuelo de Calatrava” según explico Alberto Diez, afirmando que “la respuesta de la gente ha sido maravillosa, siendo las perspectivas de futuro positivas”. Uno de los aspectos que más llaman la atención cuando se habla con estos dos vallisoletanos, que el próximo mes de marzo retornaran a Ecuador, es su juventud y su implicación en esta labor misionera “difícil y complicada” como ellos mismos la califican “pero movida por una gran fe en Diosito y un gran respeto hacia todas las personas que desde sus trabajos y ocupaciones ayudan a estos ancianos que viven en unas condiciones paupérrimas y que gracias al centro Betania han podido disfrutar de cosas que aquí parecen tan normales como celebrar su cumpleaños o realizar varias comidas al día”.

Otro de los aspectos en los que insistieron tanto Diez como San Segundo fue “la necesidad de buscar subvenciones de manera responsable, ya que el dinero que la gente dona para este u otros proyectos es preciso que llegue con las máximas garantías, destinándose íntegramente todo el montante económico al fin para el cual ha sido reclamado”. Programas de integración de la mujer en el mundo laboral, desarrollo de la sanidad, atención a la infancia o concesión de micro-créditos son algunos elementos más que se deben sumar a la labor diaria de estos misioneros que quieren sensibilizar a nuestra sociedad sobre la importancia de ayudar y conocer otras realidades, “siendo ahora un momento de examen y evaluación sobre los cinco años que llevamos en esas tierras ecuatorianas” indicaron Carlos San Segundo y Alberto Diez.