Los sonidos de África llegan al Teatro Municipal de la mano de la Banda de Música

 

“De Almagro recibimos mucho y queríamos devolver tanta gratitud”, dijo Jesús Santacruz, presidente de la asociación La Lira- la asociación de la Banda de Música de Almagro- en los micrófonos de Onda Almagro. El primero se destinó a la asociación local de minusválidos Físicos y Psíquicos, AMFISA, el pasado año a la asociación Contra el Cáncer y ayer, la recaudación de 2.700 €, se entregó para la puesta en marcha de un comedor escolar en Uagadugú (Ouagadougou), capital de Burkina Faso donde trabaja la Orden de los Carmelitas Descalzos. El hermano Paul, natural de Burkina Faso, de la Orden Carmelita, agradeció la colaboración.

Alejandro Peñalta, hermano de uno de los componentes de la Banda de Música almagreña, es misionero en este país “rico en personas y pobre en recursos naturales”, señaló durante la entrevista realizada en la emisora local. Peñalta explicó que la recaudación se destinará a la puesta en marcha de un comedor escolar para 100 niños en uno de los barrios más pobres de su capital. “Nuestro trabajo fundamental es encontrar modos de autoabastecimiento para el desarrollo de la población apoyando a los más vulnerables como son los niños”. Y es que como relató, la pobreza se respira por todos los rincones, es la primera causa de muerte infantil y hay a penas 1500 médicos en todo el país en el que viven 15 millones de personas. La orden religiosa tiene, entre otros proyectos, en Burkina Faso tres escuelas con 600 niños, la mayoría de ellos apadrinados por familias españolas en las que aprenden soldadura, herrería y costura; cinco comedores que permiten que más de 600 niños coman una comida caliente cada día. Peñalta también recordó y agradeció la colaboración de la parroquia San Juan de Ávila de Ciudad Real que ayuda a varias familias a través del proyecto “Saco de arroz” que hace posible que estas familias tengan un saco de arroz y diez euros para comprar leña cada mes.

Ayer, gracias a la Banda de Música de Almagro dirigida por Germán Huertas, los asistentes se fueron de viaje rumbo al continente africano. La canción Trips, viaje en inglés, del compositor Óscar Navarro fue el punto de partida de este viaje musical hacia el continente con más ríos y lagos de la Tierra y donde más personas y animales sufren y padecen por falta de agua. A partir de ese momento, el Teatro Municipal se llenó de los sonidos nacidos en África, que nos hacen reconocer y caracterizan al continente africano. Y si alguna de las personas cerró los ojos, seguro que pudo imaginar los campos de la película Memorias de África o se trasladó y recordó tantas y tantas imágenes de otras tantas películas que muestran la belleza de este continente y de tantas y tantas imágenes emitidas por televisión de hambrunas, niños desnutridos o de campamentos de desplazados. Los temas interpretados acercaron al público a este continente machacado por las desigualdades sociales, culturales y económicas, hicieron reflexionar y soñar si es posible un mundo más justo o si es misión imposible.

En la noche de ayer, gracias la Banda de Música y a los asistentes al concierto, se demostró que es posible un mundo más humano y equitativo. Una gran ovación final cerró el segundo concierto conmemorativo por los 150 años de la Banda de Música de Almagro. La próxima cita, el sábado 10 de marzo con un concierto didáctico.*Ver alguna imágen*