Domingo, 21 Julio 2019
A+ R A-

Hemeroteca Años

Los Reyes Magos llegan a Almagro cargados de ilusión y de juguetes

 

Antes, hicieron una parada para saludar a los pastores representados por niños y niñas almagreñas que muy metidos en su papel cocinaban migas, cuidaban a las cabras, a las ovejas, asaban castañas o vendían ropa en el que pudo ser un mercado de la época. Después, todo el séquito real se dirigió al Ayuntamiento donde el alcalde de la ciudad, Luis Maldonado, en nombre de todos los almagreños dio la bienvenida a los Reyes y agradeció su presencia en Almagro. Desde lo alto del balcón del Ayuntamiento, sus Majestades recordaron a todos los niños que se acostaran pronto y que, este año, a pesar de la crisis, tendrían juguetes, quizás menos porque hay que compartirlos con otros niños.

Una vez acabado el discurso, reyes, pajes y concejales soltaron globos y repartieron cerca de 500 kilos de caramelos gracias a la donación de varias entidades bancarias. A continuación subieron a sus respectivas carrozas para saludar a todos los pequeños y mayores de Almagro. Poco a poco, la Plaza se quedó vacía. Los niños acompañados de sus padres, abuelos y demás familiares, despidieron a sus Majestades y volvieron a sus casas para esperar que amaneciera y poder ver sus regalos.

Los pajes repartieron regalos para todos los niños de Almagro

Este año, más que ninguno otro, los Reyes Magos se han propuesto que ningún niño se quede sin juguetes. Con esa finalidad, durante toda la mañana del viernes, los pajes han estado en Almagro para recoger las últimas cartas y repartir a los más pequeños de la localidad un juguete. La llegada de los enviados especiales estaba prevista a las doce del mediodía. Y justo a esa hora, la puerta del centro de ocio se abrió y poco a poco y durante más de dos horas, fueron pasando los niños y niñas de todas las edades para ver de cerca a los pajes y recibir su primer regalo de los Reyes Magos. Balones, pizarras, teléfonos, huchas, ocas, parchis… son solo una muestra de los más de 800 juguetes que los emisarios han repartido horas antes de la llegada de Melchor, Gaspar y Baltasar gracias a la colaboración de empresarios y particulares de la localidad. Gracias también a esta colaboración desinteresada, los pequeños pudieron disfrutar de un castillo hinchable instalado en la Plaza Mayor en una mañana muy soleada. >>Ver algunas imágenes<<