Lunes, 24 Febrero 2020
A+ R A-

Hemeroteca Años

Los próximos trabajos de renovación de la cubierta de Madre de Dios se centrarán en la eliminación de la carcoma

 

Las obras de renovación del tejado comenzaron la última semana del mes de noviembre con la colocación del andamiaje desde que los operarios trabajarán durante los próximos nueve meses. Es un trabajo laborioso por la altura del templo y la magnitud del tejado. Alrededor de 500.000 euros cuesta la obra que se ha podido acometer gracias a dos herencias de dos almagreños que suman unos 400.000 euros. La empresa daimieleña DOS (Daimiel Obras y Servicios) es la encargada de realizar la obra que consiste en levantar, desmontar todo la cubierta, ver qué elementos se pueden recuperar y reponer aquellos que estén totalmente deteriorados. La renovación íntegra del tejado incluye la reposición y la construcción de tableros de madera, así como la colocación de un aislante para evitar filtraciones de agua que hasta la fecha se estaban produciendo. Esta obra pondrá fin a la remodelación que comenzó hace cinco años en el interior del templo. La renovación de la cubierta quedó pendiente.

Madre de Dios, referente arquitectónico

Esta iglesia está ubicada en lo que fue el Hospital de Nuestra Señora La Mayor, en solares comprados por la Villa en 1546. Su construcción se debe a que la Ermita de San Sebastián, que hacía las veces de parroquia, se quedó pequeña. En esta construcción hay elementos del gótico tardía con tímidos matices renacentistas, respondiendo al tipo de iglesia columnaria y de salón, uno modelo muy extendido en el territorio manchego, destacando la gran altura de esta construcción cubierta por bóvedas de crucería. Exteriormente destacan los grandes contrafuertes y el rosetón, además de la torre inacabada obra del almagreño Benito de Soto, ya en el siglo XVII.