La Galería Fúcares acoge la exposición “Tiempos de alegría” hasta el 29 de diciembre

Exposición Galeria Fucares

La muestra es un proyecto de diez artistas que reflexionan sobre la felicidad del otro desde un hecho común: la Primera Árabe

La Galería Fúcares de Almagro presenta hasta finales de mes la exposición "Tiempos de Alegría”, un proyecto comisariado por Simeón Saiz Ruiz y Monika Anselment. “Tiempos de Alegría” es un proyecto de diez artistas que han estado discutiendo y trabajando sobre el tema de la representación de la felicidad del otro desde contextos políticos específicos tales como la así llamada Primavera Árabe. En la galería se presenta el resultado de un año de trabajo (desde julio de 2011).

 

“En un contexto de profunda crisis económica y política en toda Europa, pero especialmente en algunos países del sur como España, pensamos que era necesario mirar hacia los momentos positivos, no para ignorar la crudeza de la realidad, sino para encontrar caminos de resistencia”, explica la Galería a través de nota de prensa.

El proyecto-informa- intenta escapar de las trampas que se encuentran fácilmente en la representación de la violencia en lugares lejanos donde uno vive y trabaja, enfocado desde otros aspectos. La muestra reúne imágenes que se encuentran fácilmente en Internet a través de las que se quiere hacer reflexionar al espectador: “¿Hay en esos países otra cosa además de los cadáveres? Debe de haber también momentos de felicidad en la vida cotidiana de la gente. Intentando pensar en alguien feliz últimamente, quizás uno sólo puede recordar las caras felices de la gente en Túnez y Egipto cuando las demostraciones pacíficas fueron capaces de derrocar a gobiernos corruptos. Aquellos sucesos produjeron imágenes de euforia que llegaron a nuestras casas a través de la televisión y la prensa. Aquí teníamos felicidad de naturaleza social, de peso político. Esa fue la razón por la que escogimos los cambios en el mundo Árabe como tema”.

Claire Angelini (París), Monika Anselment (Berlín), Hommarus W. Brusche (Amsterdam), Wojciech Cieśnieski (Varsovia), Carlos Correia (Lisboa), Peter Hauenschild (Linz), Sofia Jack (Madrid), Marek Szymański (Cracovia), Simeón Saiz Ruiz (Madrid) y Wolfgang Wirth (Viena) dan vida a esta exposición que está en Almagro hasta el 29 de diciembre.

Información de los artistas de la exposición

Claire Angelini (París) como directora de cine tratando con los temas políticos de la Historia, propone una instalación en la que al espectador, situado entre dos pantallas, se le pide mirar dos fragmentos de la Historia en sus coincidencias y diferencias, Argelia y Túnez.

El trabajo de Monika Anselment (Berlín) se concentra en la cuestión de cómo visualizamos los lugares donde no estamos y el papel que juegan los medios de comunicación de masas en esto. Su trabajo ha explorado estos problemas en muchos proyectos. En la exposición nos vemos confrontados con ellos a través de diferentes clases de discursos. Tenemos el discurso de las imágenes de los media contra el discurso de las imágenes personales. Tenemos el discurso de las imágenes contra el discurso de la palabra.

Hommarus W. Brusche (Amsterdam), intenta magnificar lo que es apenas visible. En sus palabras, es el arte lo que tiene la extraordinaria capacidad de hacer el deseo y la pérdida visible. Sus trabajos son dibujos donde la gente se mueve y es movida por la perdida y el deseo en configuraciones similares a los movimientos de gente a través de las plazas de Túnez y El Cairo, en diseños que sugieren el cambio infinito e infinitas posibilidades de resolución.

Wojciech Cieśnieski (Warszawa) muestra un grupo de cuadros, en los que los sucesos del presente y las interpretaciones culturales de las acciones del hombre en el pasado son relacionados para que se iluminen unos a otros.

Carlos Correia (Lisboa) hace dibujos a partir de imágenes de varias protestas que han ocurrido en los últimos tiempos en diferentes ciudades. Están dibujadas en papel post-it, y esos dibujos están entonces clavados en un corcho, tal como se hace rutinariamente en muchas oficinas y a veces en las casas de la gente.

Peter Hauenschild (Linz) presenta dibujos en un formato cuadrado de caras tomadas de imágenes de internet. Los dibujos están construidos a su vez con cuadrados, puesto que el pixel es un cuadrado. Algunas de las fotografías elegidas podrían haber sido hechas con teléfonos móviles.

Sofia Jack (Madrid) ofrece un diagrama en el que podemos encontrar reflejadas maneras de conectar emocionalmente con los eventos que han ocurrido en la Primavera Árabe.

Marek Szymański (Kraków) busca imágenes que puedan hacernos entender lo que estamos viendo. Las imágenes de la gente en el mundo árabe usando los zapatos para agitarlos con sus manos como un signo podría ser una de esas imágenes.

Simeón Saiz Ruiz (Madrid) pinta cuadros de gente sonriendo a partir de caras sacadas de imágenes de internet de las celebraciones en Egipto por la caída de Mubarack.

Wolfgang Wirth (Viena) se ocupa también de esos momentos de alegría colectiva tras el anuncio en la televisión por el vicepresidente Suleiman de la retirada de Mubarack, pero se interesa mucho más por las condiciones bajo las cuales ese estallido de felicidad ocurrió y no tanto en representar las emociones que se podían ver en los rostros de la gente.