Domingo, 15 Diciembre 2019
A+ R A-

Hemeroteca Años

José Antonio Barrajón alentó a retomar los valores primitivos que definen la navidad en el pregón navideño

  • Publicado el Lunes, 17 Diciembre 2012 00:15

Pregón de Navidad

El pregonero de la Navidad 2012 habló de la pérdida de lo que significa esta celebración profanada por el voraz consumo y dijo que solo se necesita para vivirla una ambiente de fraternidad, sonrisas, abrazos, solidaridad…

Fiel a la cita, la iglesia de San Francisco abrió sus puertas en la noche del sábado para albergar el pregón de Navidad. Como cada año, un vecino de Almagro- en esta caso José Antonio Barrajón- fue el encargado de anunciar la llegada de una de las celebraciones más anheladas. Barrajón habló, en primer lugar, de los sentimientos que afloran al pensar en navidades pasadas. Un tiempo en familia, un tiempo donde la casa se transformaba y el portal del Nacimiento de Jesús ocupada el sitio principal del hogar, un tiempo que “aprendimos que Cristo fue el primer cristiano sin techo, con mula o sin mula con buey o sin buey”.

 

A partir de este momento, el pregonero reflexionó sobre la actual manera de celebrar la Navidad: “Estas navidades de villancicos y belenes, de generosidad y solidaridad, felicitaciones y alegrías, han sido transformadas de manera sigilosa y se han convertido en una fiesta en la que el único valor es el dinero, voraz consumo y olvidando la sencillez que heredamos de nuestros mayores” y -continuó- antes el Adviento nos anunciaba la llegada de la Navidad hoy son los grandes almacenes (…), los últimos años hemos pasado más tiempo pasando de tienda en tienda para comprar regalos.

Por esta razón, el pregonero almagreño alentó a retomar los valores primitivos que definía y deben definir el Nacimiento de Jesús y a recuperar su verdadera identidad. “El mejor regalo, el más santo, más valioso y más humano es el amor, el cariño y la compañía. Es el regalo más humano y auténtico no hay interés económico”. En este punto, se dirigió a los cristianos como los primeros que “debemos devolver la dignidad a la Navidad, por la Navidad se vive, se enseña y se transmite, no se compra, ni se vende, nunca ha tenido precios Por ello, insistió que “no es necesario para celebrar esta fiesta los lujos, tronos, ni regalos ni suntuosos manjares… se necesita una ambiente de fraternidad, sonrisas, abrazos, solidaridad… la Navidad es un ejemplo de sencillez (…) convirtámonos en maestros de paz, seamos ejemplos de concordia. Amémonos los unos a los otros como Él nos ha amado”. En este punto, fue desgranando las personas que los cristianos deben amar como amó Jesucristo- niños, enfermos, ancianos, inmigrantes, presos…y ser semilla de alegría en esta tierra de dolor y sufriendo”.

Con el deseo de que todos los presentes pasen una Feliz Navidad finalizó el pregón. A continuación, la asociación folclórica almagreña Campos de Calatrava interpretó varios villancicos populares que fueron coreados por los asistentes al pregón de la Navidad 2012.

Concierto de la Banda de Música

Los actos previos con motivo de las próximas fiestas navideñas continuaron el domingo con el tradicional concierto de la Banda de Música de Almagro que ofreció un repertorio muy variado en sintonía con la alegría y el entusiasmo que contagia la llegada de la Navidad. Un concierto “ameno”- como lo definió el director de la agrupación musical, Germán Huertas- en el que hubo varias sorpresas muy agradables y divertidas. Pepe Vélez subió al escenario a poner voz a las canciones más conocidas de Nino Bravo y un “cazador” de nombre Alfonso se coló en el Teatro Municipal para escenificar la polca La Caza en la que no faltaron los disparos. La actuación de la Banda de Música finalizó con un repertorio de villancicos la ovación- una vez más- del público que se dio cita en la tarde del domingo que consiguió que el Nino Bravo almagreño subiera, acompañado del cazador, a las tablas del Teatro Municipal.*Ver imágenes*