Domingo, 03 Marzo 2024
A+ R A-

Hemeroteca Años

El Rescatado salió de su ermita al son de la marcha cofrade expiración

Rescatado Miercoles Santo

La banda de la Vera Cruz fue la encargada de marcar el paso del “Moreno”

A la hora prevista y con un cielo despejado, el capataz de la Hermandad de Jesús Rescatado y Santa María Magdalena abrió las puertas de la ermita. El silencio comenzó a reinar entre la multitud congregada y los primeros acordes resonaban ya, de este modo al ritmo de la marcha real María Magdalena salió para esperar al Rescatado. El momento más emotivo de la salida es sin duda cuando las campanas comienzan a repiquetear indicando así que, el “Moreno”, como popularmente se le conoce, va a salir a procesionar. Y así ocurrió ayer, la cuadrilla mixta de 46 hombres y mujeres sacó a pulso a Jesús Rescatado.

Engalanado con rosas y claveles rojos que resaltaban aún más la belleza de su túnica morada y de su imagen. Momento mágico para los cientos de devotos que no quisieron perderse la salida, ya que el año pasado la meteorología no lo permitió. La banda de cornetas y tambores de la Hermandad de la Vera Cruz fueron los encargados de acompañar al titular, una novedad, ya que años atrás era la banda de Santiago Apóstol. A lo largo del recorrido marcaron el paso a los portadores con marchas tan conocidas como azotes, camino al calvario, la sentencia de Cristo o soledad. Otra innovación fue que los balcones y ventanas de las calles por las que estaba previsto que pasará la procesión, se engalanaron con pendones de la Hermandad. Como es habitual, la Banda de Música acompañó a María Magdalena. Imagen que se tiene previsto en sucesivos a años, que también sea portada a hombros.

Más de trescientos penitentes ataviados con túnica morada y capillo del mismo color, acompañaron a las imágenes. Esta Hermandad fue fundada en el año 1969 y es sin duda la que ha tenido una mayor evolución en los últimos años, y además, es una de la que tiene devotos más pequeños. Son muchos los niños y niñas que año tras año no se pierden esta estación de penitencia. Niños que en algunos casos son muy pequeños, como es el caso de Lluvia, una niña que a sus dos años anoche procesionó por primera vez entre un nutrido grupo de pequeños entre los que también se encontraba su hermano. Con la cara descubierta y a sus cortas edades ya han comenzado a vivir desde dentro lo que es la semana de pasión.*Ver imágenes*