La banda de música pone en pie al festival

Homenaje a Manolita Espinosa

Los espectadores abarrotaron las butacas de la Plaza de Santo Domingo en la primera actuación de la banda almagreña

La Banda de Música de Almagro, dirigida por Germán Huertas, cosechó un rotundo éxito en la primera de sus dos actuaciones dentro del Festival Internacional de Teatro Clásico, ante un público que llenó completamente las más de 460 localidades del espacio habilitado en la Plaza de Santo Domingo. La primera parte del concierto, que arrancó prácticamente con la caída del sol, comenzó con el “Capricho italiano” de Tchaikovsky, una pieza llena de matices y cambios de ritmo que encandiló a los espectadores. Le siguió el “Capricho español” de Rimski-Korsakov, en el que sobresalió la destreza de Elena Sobrino en los solos de clarinete.

 

Tras un pequeño descanso, Huertas dirigió otras dos piezas muy conocidas y que sonaron deliciosas, como el “Concierto de Aranjuez” de Joaquín Rodrigo y el “Bolero de Ravel”, a cuyo final nacieron dos largas ovaciones que obligaron a la Banda de Música a regalar otra pieza de bis. Y eligieron con mucho acierto la alegre “Danza Húngara” arrancando algunas palmas al ritmo de la música y levantando a los espectadores de sus asientos al apagarse el sonido del último compás. El próximo miércoles 18 volverán a la Plaza de Santo Domingo en compañía de la Coral Polifónica Orden de Calatrava de Almagro con un concierto preparado exclusivamente para el Festival. Será a las 21:00 horas con entrada gratuita.