Dulcinea, Quijote, Segismundo, Don juan y Celestina… pasaron por Almagro en su 35ª edición

Natalia Menendez, haciendo balance del Festival 2012

Natalia Menéndez ha resaltado en la rueda de prensa del balance final la necesitad urgente de pensar en calidad, no en parámetros de cantidad. La directora del Festival ha dicho que “es el momento de mostrar la excelencia, apostar por ella. Para ello es necesario atreverse en el envite de la Cultura”

La 35ª edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro ha destacado por su vocación de disfrute. Disfrutar de los clásicos desde dos premisas, la variedad y la calidad. Con estas palabras, la directora del Festival Internacional de Teatro Clásico, Natalia Menéndez, comenzaba su comparecencia ante los medios de comunicación en la rueda de prensa de balance de la trigésima quinta edición del Festival por el que han pasado 30.059 espectadores por los cinco espacios escénicos del Corral de Comedias, Antiguo Hospital de San Juan, Antigua Universidad Renacentista, Plaza de Santo Domingo y Teatro Municipal. El porcentaje total de ocupación en la 35ª edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro asciende al 87.98%. Una edición en la que el Festival ha contratado 108 personas, de las cuales 83, el 76,85%, han sido de la Comunidad de Castilla la Mancha.

 

Menéndez destacó la variedad de estilos interpretativos y planteamientos escénicos que se han dado durante los 25 días del Festival: “Desde lo más rabiosamente contemporáneo como Giulio Cesare, ganador del Almagro Off, Coriolano o El lamento de Dulcinea hasta los planteamientos más clásicos como La prueba de las promesas o El médico de su honra.”

En esta línea dijo también que el Festival se ha brindado no solo a la belleza, con espectáculos como Yo soy la locura o Donde hay agravios, no hay celos, sino también a lo grotesco con El rey Perico y la dama tuerta. Se ha podido disfrutar de comedias de diferentes raíces latinas con las que “el público ha reído hasta no poder más” como El Atolondrado, La dama boba o Abre el Ojo y con las tragedias emblemáticas como Peribáñez, o tragicomedias que dieron vida a mitos del barroco como Yo soy Don Quijote de la Mancha, La Celestina o Don Juan. Imprescindibles.

La responsable del Festival señaló que durante esta 35 edición, el espectador no solo se ha visto teatro, también ha habido danza, música, vídeo creación, performance..., unido a otras disciplinas teatrales como la manipulación de títeres y el teatro de sombras o el clown. Distintas tradiciones, escuelas o movimientos escénicos, desde la Commedia dell’Arte al Expresionismo. Otro de los puntos que Natalia Menéndez resalto del 35 Festival Internacional de Teatro Clásico ha sido su internacionalidad. México ha estado presente con 4 compañías; y desde Europa, llegaron los espectáculos como el Giulio Cesare directamente llegado del World Shakespeare Festival que acontece en el mítico Shakespeare Globe de Londres, o de Avignon como El lamento de Dulcinea Langfelder, el Don Juan de Aigle de Sable o Fingido y verdadero de la muy premiada compañía Cornucopia. Además, del proyecto paneuropeo con la compañía multilingüe Mask on Stage y su Díptico Molieresco.

Natalia Menéndez también recordó que esta edición las personas con discapacidad auditiva y/o visual han podido disfrutar de parte de la programación de la 35ª edición del Festival Almagro. Por primera vez la Compañía Nacional de Teatro Clásico ha contado por primera vez en sus 25 años de historia con una función accesible, En la vida todo es verdad y todo es mentira. Lo han hecho gracias al compromiso social con la discapacidad mostrado por la dirección de la Fundación Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, que por segundo año consecutivo, ha firmado un convenio de colaboración con el Centro Español de Subtitulado y Audiodescripción (CESyA) y la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE).

Medios de comunicación

Un año más, la acogida de la celebración del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro en los medios de comunicación ha sido excelente. “Esta cita anual con el teatro del Siglo de Oro queda reflejada en los medios como uno de los eventos imprescindibles del verano”, señaló Natalia Menéndez. Destaca la imparable presencia de todas las informaciones generadas desde el Festival en las ediciones ‘on line’ de los medios tradicionales, webs especializadas en Artes Escénicas y cabeceras de medios internacionales.Han sido alrededor de 1000 impactos en medios de comunicación impresos, radio y televisión internacionales, nacional, regionales y locales. En cuanto a la comunicación on line, tenemos más de 250 impactos durante el mes del Festival, la web oficial del Festival ha recibido cerca de 41.000 mil visitas; el perfil de Facebook cuenta con más de 6000 usuarios activos al mes; y la actividad en Twitter, Youtube y Flickr no ha cesado.

Precisamente en Facebook, el Festival ha tenido un incremento del 46% en el número de usuarios, actualmente, 6033 usuarios. De estos 1902 seguidores nuevos, un 12,8% del total se han unido a la página durante la 35ª edición del Festival. “Esto supone que el mes pasado nuestra información en redes alcanzó a 22.336 usuarios; mientras que al acabar el #FITCA35, y ya que las redes funcionan de manera exponencial, nuestro contenido ha llegado a 55.508 usuarios; un 148% más”, indicó durante la rueda de prensa. Por último, la directora del Festival habló de la ocupación hotelera que, según los datos facilitados por seis establecimientos hoteleros, Almagro ha estado al 65% de domingo a jueves y un 100% los viernes y los sábados.

A preguntas de los periodistas, Natalia Menéndez se refirió a la necesitad urgente de pensar en calidad, no en parámetros de cantidad: “Es el momento de mostrar la excelencia, apostar por ella. Para ello es necesario atreverse en el envite de la Cultura”.

Fotos: Festival Internacional de Teatro Clásico-Guillermo Casas