Viernes, 22 Octubre 2021
A+ R A-

Hemeroteca Años

Nuestra Señora de la Soledad recorre Almagro a costal en la noche del sábado santo

  • Publicado el Domingo, 08 Abril 2012 00:00

La Soledad

La majestuosa imagen del escultor Alfredo Lerga estuvo acompañada por muchas mujeres con la tradicional mantilla almagreña y por los hermanos, vestidos con túnica negra

Nuestra Señora de la Soledad, la majestuosa y expresiva imagen del escultor Alfredo Lerga, procesionó en la noche del sábado, sin lluvia y con menos frío que en días precedentes, acompañada por muchas mujeres con la tradicional mantilla almagreña y por los hermanos de su cofradía, vestidos con túnica negra de terciopelo también en señal de duelo.

 

En la estrecha calle Jerónimo Ceballos, donde se ubica la casa de hermandad, engalanada para la ocasión con colgaduras con la cruz de Calatrava y la “M” de María impresas, centenares de vecinos y cofrades esperaban en silencio la salida de la Virgen. A las nueve de la noche, Nuestra Señora de la Soledad, bajo la cerviz de 50 costaleros, hacía acto de presencia. Como es tradición, la Banda de Música de Almagro le dio la bienvenida con la interpretación del himno nacional.

Alberto Aparicio, vicepresidente de la hermandad, leyó una oración e invitó a nazarenos, mujeres con mantillas, costaleros y público a que participaran del recorrido “con respeto e imaginando el inmenso dolor que debió sufrir la Virgen María al ver morir a su hijo”. Delante del palio, los nazarenos de la hermandad y, posteriormente, muchas mujeres y algunas niñas con mantilla negra comenzaron a caminar hacia la calle Gran Maestre. La primera parada, a las puertas de la iglesia de San Bartolomé, primera de las estaciones penitenciales, recibió los aplausos del numeroso público que se dio cita a lo largo de todo el recorrido del desfile procesional.

Al término de la lectura y la reflexión, Nuestra Señora de la Soledad continuó el recorrido hacia la iglesia de las Bernardas, Madre de Dios y la plaza Mayor, con el acompañamiento musical de la Banda de Almagro, para regresar de nuevo por la calle Jerónimo Ceballos a la casa de hermandad. Hay que destacar que los costaleros volvieron la imagen de la Virgen hacia la ventana de las monjas de clausura para que éstas la vieran. En este punto realizaron una ‘levantá a pulso’, al igual que a la llegada a la casa de hermandad, mientras la Banda de Música interpretaba ‘Caridad del Guadalquivir’. El capataz, Ángel Molina, dedicó la última ‘levantá’ a los nazarenos y mujeres con mantillas de la hermandad.*Ver algunas imágenes*