Sábado, 23 Octubre 2021
A+ R A-

Hemeroteca Años

Maldonado: “El plan de ajuste será muy suave porque llevamos cuatro años pisando el freno”

  • Publicado el Lunes, 23 Abril 2012 00:00

Alcalde de Almagro, Luis Maldonado Fernandez de Tejada

El alcalde de Almagro asegura que los ayuntamientos “van a empezar a respirar” cuando la Junta de Comunidades comience a pagar lo que les debe a principios de mayo, en torno a 1,5 millones de euros en el caso de la ciudad encajera

El alcalde de Almagro, Luis Maldonado, asegura que el plan de ajuste municipal, aprobado en Pleno ordinario el pasado 29 de marzo, será “muy suave” porque en los últimos cuatro años el equipo de Gobierno “se ha preocupado de pisar el freno y no gastar más de lo que se podía”. El Ayuntamiento ha presentado este plan de ajuste, que tiene como horizonte el año 2022, para poder acogerse al plan de pago a proveedores que ha promovido el Gobierno central a través del Ministerio de Hacienda. La deuda con estas empresas que trabajan o prestan servicios al Consistorio almagreño ronda el millón y medio de euros, debido al impago de facturas de los años 2010 y 2011 y también algunas que datan de 2009.

 

Una cifra similar a la que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha le debe al Ayuntamiento de Almagro y que empezará a cobrar, al igual que el resto de consistorios de la región, a principios del próximo mes de mayo. “Con ese dinero todos vamos a poder empezar a respirar”, afirmó Maldonado, que recordó que el Ejecutivo autonómico, a 31 de mayo de 2011, cuando José María Barreda dejó la presidencia del Gobierno regional, la deuda ya ascendía a 1,2 millones. Con el plan de ajuste municipal, explicó el primer edil, se va a potenciar la inspección tributaria, sobre todo en lo que se refiere a aquellos vecinos que “pagan por su casa como si fuera un solar porque no la han dado de alta”. También se llevará a cabo una reducción de costes de personal, minimizando las horas extras y reestructurando al máximo la plantilla. “No vamos a despedir a nadie de entrada, pero si le proponemos al Gobierno que en estos diez años vamos a ir amortizando puestos de trabajo, es decir, aquellos puestos de trabajo de personas que se vayan jubilando y que no sean estrictamente necesarios no se van a volver a cubrir”, subrayó.

Además, el Consistorio almagreño solicitará la presentación de tres presupuestos para cualquier gasto que vaya a realizar, aunque sea inferior a 50.000 euros como exige la ley, para elegir posteriormente la oferta más barata; no va a realizar inversiones que no se puedan cubrir con una partida presupuestaria previa; y reducirá también los gastos en servicios no obligatorios, denominados también competencias impropias, como son aquellos destinados a festejos, cultura, deportes o concesión de subvenciones. “Lo fundamental ahora es prestar los servicios sociales y atender al mantenimiento de la ciudad y si sobra dinero para fiestas, tendremos unas fiestas fantásticas y si no, serán más modestas, pero nos divertiremos igual”, apuntó Maldonado.

A pesar de estos ajustes y de la complicada situación económica que atraviesa el país, el alcalde aseguró que las inversiones que “sean necesarias” llegarán a Almagro y puso como ejemplo la supresión de los pasos a nivel del término municipal por parte de ADIF o la partida que recogen los Presupuestos Generales del Estado de 2012 para dotar de mobiliario al nuevo edificio de los juzgados, cuyas obras están “prácticamente acabadas”. También contemplan inversiones de la Junta de Comunidades. En este sentido, Maldonado dijo que la sintonía con la presidenta de Castilla-La Mancha y sus consejeros es “bárbara”. Por último, el alcalde de Almagro manifestó que con este plan de ajuste “se van a saldar deudas y empezar de cero”, pero subrayó que “la fiesta se ha acabado y hay que ser responsables y no vivir por encima de nuestras posibilidades”. En este sentido, Luis Maldonado espera que esta situación no se vuelva a repetir y “sirva de lección para todos los políticos, tanto del PP como del PSOE”..