El mercadillo estrena nueva ubicación en el recinto ferial

imágen del mercadillo

El alcalde de Almagro, Luis Maldonado, a través de un bando municipal, aseguró este lunes que el traslado responde a “motivos de seguridad del tráfico y ciudadana”

El mercadillo municipal de Almagro, que se celebra todos los miércoles en horario de 8.00 a 14.00 horas, ha estrenado hoy nueva ubicación. Los vendedores ambulantes instalaron por primera vez sus puestos en el recinto ferial. Hasta hace una semana y durante los últimos años lo hacían en la calle Rastro de San Juan.

 

El primer edil almagreño, Luis Maldonado, anunció este lunes, a través de un bando municipal, el traslado del mercadillo al recinto ferial por “motivos de seguridad del tráfico y ciudadana”. Ya en días anteriores, ante la polémica surgida en torno a este cambio, el alcalde afirmó que “el Ayuntamiento, por encima de cualquier otro interés, tiene que velar por la seguridad de los vecinos”, un hecho que, a su juicio, no se podía garantizar al 100% en la antigua ubicación por ser un espacio “poco accesible”.

8

Además de la seguridad, el regidor municipal considera que con este cambio se gana en higiene y se soluciona “un problema de tráfico”. Maldonado recordó que el recinto ferial de Almagro es “uno de los mejores de la provincia, cuenta con una gran accesibilidad y muchas plazas de aparcamiento”. Igualmente, en su nueva ubicación, el mercadillo dispondrá de servicios públicos y probadores, de los que se beneficiarán tanto los comerciantes como los clientes.

No obstante, más de medio centenar de vendedores ambulantes se quejaron el pasado miércoles a las puertas del Ayuntamiento por el traslado del mercadillo municipal. Los comerciantes, que no montaron sus puestos en señal de protesta, afirmaron que este cambio de ubicación será perjudicial para sus negocios al alejar el punto de venta del centro de la localidad. Lo cierto es que la normalidad fue la nota predominante de esta primera jornada en el recinto ferial. Cientos de vecinos de Almagro y de localidades próximas se acercaron este miércoles hasta el mercadillo. Opiniones había para todos los gustos, pero en lo que la gran mayoría de los clientes preguntados coincidían era en la “comodidad” a la hora de hacer las compras, debido a la amplitud de esta nueva ubicación y la separación entre puestos. La facilidad para encontrar aparcamiento fue otro de los argumentos positivos. Por el contrario, otros usuarios aseguraban que el mercadillo estaba demasiado lejos del centro de la localidad.

Entre los comerciantes también había opiniones dispares. La mayoría, sin embargo, consideraba que las ventas no habían caído con respecto a la anterior ubicación en la calle Rastro de San Juan. Muchos, no obstante, preferían esperar a próximas semanas para hacer balance, “no fuera que la buena afluencia de público se debiera a la novedad”, señalaron. *Ver algunas imágenes*