Lunes, 19 Agosto 2019
A+ R A-

Hemeroteca Años

Almagro celebra la festividad de la Virgen de la Candelaria con un completo programa de actos

  • Publicado el Miércoles, 01 Febrero 2012 00:00

Imagen de archivo

Las actividades organizadas por la Hermandad de Santiago Apóstol comienzan este miércoles tras el repique de campanas de la ermita de San Pedro y el disparo de cohetes

El tradicional repique de campanas de la ermita de San Pedro y el disparo de cohetes anuncia el inicio de la tercera celebración de los Santos Viejos en Almagro, la Virgen de la Candelaria. Los actos organizados por la Hermandad de Santiago Apóstol comienzan este miércoles con juegos infantiles y un taller de manualidades, así como con la venta de hornazos y tortas.

 

El jueves, 2 de febrero, festividad de la Virgen de la Candelaria, el párroco Pedro Lozano oficiará una solemne función religiosa en la ermita de San Pedro a partir de las doce del mediodía. En el ofertorio se hará la ofrenda de palomas y tarta. A continuación, las hermanas de la Candelaria invitarán a un vaso de limonada a todos los asistentes.

A partir de las dos de la tarde tendrá lugar una degustación de migas y, después de comer, a las 16.00 horas, comenzará un concurso de truque. Seguidamente, a las cinco y media, será el turno de los más jóvenes con el inicio de los juegos populares. Carreras de sacos, de cuchara con huevo y de patinetes son las tres competiciones organizadas en dos categorías, de 6 a 9 y de 10 a 14 años. Habrá premios para los tres primeros de cada modalidad, regalos donados por el Ayuntamiento de Almagro y por varias firmas comerciales de localidad.

Los actos continúan a las seis de la tarde con la tradicional rifa de productos típicos de la tierra donados por los vecinos y finalizan a las 20.00 horas con la procesión con la imagen de la Santísima Virgen de la Candelaria por los alrededores de la ermita de San Pedro. La festividad de la Virgen de la Candelaria es unas de celebraciones más arraigadas en Almagro, a pesar de que durante algunos años se perdió la tradición por el derrumbe de la ermita de San Pedro, donde se hallaba la imagen de la Virgen, que por esta circunstancia fue trasladada a la de San Blas. La celebración de esta fiesta comenzó a recuperarse a partir de 1983 con la construcción de la nueva ermita de San Pedro.