San Blas pone el punto y final a la celebración de los Santos Viejos en Almagro

San Blas

Los actos en su honor comienzan por la mañana con una función religiosa en la ermita del santo

La festividad de San Blas, el 3 de febrero, pone fin a la celebración de los Santos Viejos. Muchos almagreños y almagreñas acuden este día a la ermita que lleva su nombre tras finalizar sus tareas laborales para poner una vela al santo y degustar un poco de limonada, además de comprar un hornazo o las tradicionales gargantillas del santo.

Está considerada tradicionalmente como la primera feria del año en Almagro y, al igual que el resto de las celebraciones de los Santos Viejos, la festividad de San Blas se centra en varios actos religiosos en honor al santo y otras actividades lúdicas y culturales que tendrán lugar a lo largo de la tarde en el entorno de la ermita, donde se instalará, como es habitual, una barra de bar.

 

Los actos organizados por la Hermandad de San Blas comienzan a las 8.30 horas con los laudes y continúan a las doce del mediodía con una solemne función religiosa en honor al patrón de los otorrinolaringólogos. Tras la celebración eucarística se invitará a limonada y pequeños bocadillos a los presentes.