Maldonado: “En servicios sociales no voy a permitir recortes”

Imagen de archivo

El alcalde de Almagro hace balance de 2011, año en el que fue reelegido regidor municipal, y desgrana algunos de los proyectos en los que el Ayuntamiento va a trabajar a lo largo del presente año

El pasado año estuvo marcado en Almagro, al igual que en el resto de localidades del país, por las elecciones municipales y por la crisis económica. El alcalde, Luis Maldonado, en un balance de 2011, aseguró que la victoria en los comicios del 22 de mayo supuso “una satisfacción personal y política” por el “respaldo brutal” que le otorgaron los vecinos en las urnas, un apoyo que quiere devolver “entregándose en cuerpo y alma” a su pueblo. “Es una responsabilidad que llevo con mucha alegría, un dulce peso”, añadió.

 

Maldonado, en lo que a la crisis económica se refiere, afirmó que el equipo de Gobierno que preside ha aplicado siempre “políticas de austeridad”, ya que cuando llegó a la Alcaldía, en 2007, “ya se atisbaban tiempos difíciles”. En este sentido, el primer edil almagreño apuntó que mientras otros ayuntamientos de la provincia “están sufriendo las consecuencias de la crisis, con problemas para afrontar pagos y nóminas”, el de Almagro se encuentra en una situación más que aceptable. “A día de hoy puedo decir con satisfacción que salvo un mes en 2007 que se pagaron las nóminas el día 4 ó 5, el resto del tiempo se han pagado regularmente el día 30 ó 31, haciendo verdaderos esfuerzos, equilibrios y sacrificios”, subrayó.

El regidor municipal añadió que el Ayuntamiento tiene un nivel de endeudamiento “asumible” y que el retraso en el pago a proveedores se resolverá una vez que la Junta de Comunidades libere los fondos que actualmente le debe al Consistorio y que ascienden a 1,2 millones de euros. En este sentido, Maldonado agradeció a sus compañeros de gobierno los ajustes económicos en cada una de las concejalías y dijo que una prueba de ello fueron las pasadas fiestas navideñas donde contaron “con el apoyo absoluto de la sociedad civil almagreña para organizar los actos con un coste mínimo”.

Teniendo en cuenta este panorama económico, el equipo de Gobierno está dirigiendo todos sus esfuerzos al mantenimiento del pueblo, al día a día, con especial atención al área de servicios sociales. “Las grandes obras o infraestructuras tendrán que esperar, porque no es el momento”, resaltó el alcalde. “Yo sé que podría ser más popular decir que vamos a hacer una piscina nueva y otro pabellón o que vamos a asfaltar 27 calles, pero no es posible. Ahora mismo donde realmente estamos volcados es en los servicios sociales, aquí no voy a permitir recortes”, resaltó.

Entre los proyectos que tiene actualmente entre manos el equipo de Gobierno, Maldonado destacó la puesta en marcha de la Ordenanza de Convivencia, que será aprobada, casi con toda seguridad, en el próximo Pleno y que recoge el “90% de las propuestas que han hecho los vecinos” durante el plazo de exposición pública; la apertura de una protectora de animales, una iniciativa liderada por un grupo de jóvenes de la localidad; así como el trabajo para lograr la declaración de Patrimonio de la Humanidad del Corral de Comedias. En este último punto, indicó el primer edil, las primeras conversaciones con el nuevo secretario de Estado de Cultura, José María Lasalle, “han sido muy positivas”. Asimismo, el Gobierno municipal sigue trabajando codo con codo con la asociación de discapacitados Amfisa para hacer de Almagro una localidad más accesible; en breve pondrá en marcha el Consejo Local de Turismo, con el que se pretende dar un nuevo impulso a este sector tan importante para la localidad encajera; ampliará el cementerio municipal, que ya ha sido reformado pero que no cuenta con más espacio para construir nichos o panteones; y colaborará en materia de patrimonio con el Ejecutivo autonómico. “A todos nos duele ver casas abandonadas y en ruina, pero lo que no puede ser es que los vecinos tengan que soportar el mantenimiento del patrimonio a cambio de nada”, afirmó el primer edil.

Por último, Luis Maldonado informó de que los ayuntamientos de Almagro y Bolaños de Calatrava están realizando, en contacto con distintos organismos, las gestiones necesarias para “cambiar radicalmente la calidad del agua” en ambos municipios, un logro que supondrá un ahorro en los bolsillos de los vecinos; y de que las obras del nuevo juzgado están “a punto de concluir”. El primer edil se mostró convencido de que con el nuevo edificio en Almagro habrá dos juzgados, el de primera y el de segunda instrucción, con lo que se mejorará el servicio a los ciudadanos.