Almagro y la Fundación Almadén inician una primera toma de contacto para establecer líneas de actuación conjuntas

Imagen de archivo

Las dos ciudades están unidas por la familia Fugger, banqueros alemanes, afincados en Almagro, que explotaban las minas de Almadén

Almagro y Almadén tiene un importante lazo en común: la familia Fugger. Conocidos también como los Fúcares, fueron los banqueros que ayudaron a Carlos I de España y V de Alemania a conseguir el trono de España en 1518. A cambio de su colaboración económica, esta familia alemana fue la encargada de administrar las rentas de los Maestrazgos de la Orden de Calatrava y las minas de Almadén. Ahora, estas dos localidades, Almagro y Almadén a través de su Fundación Javier de Villegas, se unen de nuevo con este nexo común y con la finalidad de llevar a cabo líneas de actuación conjuntas.

 

El presidente de la Fundación Almadén-Javier Villegas, Eduardo Martínez y el gerente, Ángel Luis Úbeda han mantenido una primera reunión de contacto con el alcalde de Almagro, Luis Maldonado y el concejal de Cultura, Genaro Galán en la ciudad encajera en la que se han propuesto firmar acuerdos que fomenten la cultura y el turismo en ambas localidades.

En el mes de octubre, el concejal de Cultura participó en el viaje cultural organizado por la Universidad Popular y fue el primer contacto entre ambos lugares. Dentro de unos días, Almagro inaugurará una sala en el Almacén de los Fúcares dedicada a Jacob Fugger. En la sala se reproduce lo que pudo ser su despacho en este edificio de su propiedad dedicado, por lo que se conoce, a almacenar el grano procedente de las rentas de los Maestrazgos de las Órdenes Militares y el mercurio de las minas de Almadén. Un primer paso para mostrar visualmente al turista lo que fue esta familia de banqueros, uno de los grupos empresariales más potentes en el siglo XV y XVI. La nueva sala será inaugurada el próximo martes a las doce del mediodía por el alcalde, Luis Maldonado y asistirá una representación de la Fundación Almadén Javier Villegas.

Imagen de archivo

Almagro y Almadén tiene un importante lazo en común: la familia Fugger. Conocidos también como los Fúcares, fueron los banqueros que ayudaron a Carlos I de España y V de Alemania a conseguir el trono de España en 1518. A cambio de su colaboración económica, esta familia alemana fue la encargada de administrar las rentas de los Maestrazgos de la Orden de Calatrava y las minas de Almadén. Ahora, estas dos localidades, Almagro y Almadén a través de su Fundación Javier de Villegas, se unen de nuevo con este nexo común y con la finalidad de llevar a cabo líneas de actuación conjuntas.

El presidente de la Fundación Almadén-Javier Villegas, Eduardo Martínez y el gerente, Ángel Luis Úbeda han mantenido una primera reunión de contacto con el alcalde de Almagro, Luis Maldonado y el concejal de Cultura, Genaro Galán en la ciudad encajera en la que se han propuesto firmar acuerdos que fomenten la cultura y el turismo en ambas localidades.

En el mes de octubre, el concejal de Cultura participó en el viaje cultural organizado por la Universidad Popular y fue el primer contacto entre ambos lugares. Dentro de unos días, Almagro inaugurará una sala en el Almacén de los Fúcares dedicada a Jacob Fugger. En la sala se reproduce lo que pudo ser su despacho en este edificio de su propiedad dedicado, por lo que se conoce, a almacenar el grano procedente de las rentas de los Maestrazgos de las Órdenes Militares y el mercurio de las minas de Almadén. Un primer paso para mostrar visualmente al turista lo que fue esta familia de banqueros, uno de los grupos empresariales más potentes en el siglo XV y XVI. La nueva sala será inaugurada el próximo martes a las doce del mediodía por el alcalde, Luis Maldonado y asistirá una representación de la Fundación Almadén Javier Villegas.