Jugando a ser actores

Una treintena de niños y niñas desde los seis años participan en el III Taller Municipal de Teatro de Almagro

Con el objetivo a largo plazo de crear una futura Escuela Municipal de Teatro surgió hace tres años el Taller Municipal de Teatro. Almagro como ciudad del teatro tenía una asignatura pendiente relacionada con la formación teatral desde la infancia. Por ello, el Ayuntamiento apostó por esta iniciativa que abre y acerca a los más pequeños al mundo de la fantasía, de la imaginación a través del teatro.

 

En el curso que acaba de iniciarse, veintisiete los chicos y chicas se han animado a participar en estas clases incluidas dentro de la programación que ofrece la Universidad Popular de Almagro que se desarrollan de lunes a miércoles en un horario que va desde las 16.30 horas hasta las 20.00 horas. Los alumnos están distribuidos en tres grupos por edades que van desde los más pequeños de seis años hasta los mayores de 18 años.

Nieves Martínez, Covadonga Calderón, y Vicente Nové son los monitores encargados, un año más, de hacer realidad este proyecto teatral que lleva implícito no solo un contenido de divertimento, sino también un elemento pedagógico y cultural incuestionable. A los ejercicios de expresión corporal, gestual y de voz de pasadas ediciones se unen este año nuevas dinámicas como por ejemplo el proyecto de creación de máscaras que se utilizarán posteriormente en el montaje final, apareciendo distintos personajes con esas creaciones que todavía están por definir. Para los tres monitores, “trabajar con niños es fabuloso derrochan creatividad y energía, siendo en ocasiones muy indisciplinados, lo cual para el teatro es muy bueno”.

Los tres monitores también explican que muchos de los niños del grupo B, los medianos pasarán, poco a poco, al grupo C, el de los mayores, con perspectivas de formar parte del grupo de teatro de la Universidad Popular, incluso- comenta Nieves Martínez- realizar una red de teatros de universidades populares, poner en marcha una rueda que al final funcione sola. Otro objetivo del taller es ayudar a los mayores que lo soliciten a entrar en la Escuela de Arte Dramático.

En cuanto a las motivaciones de los padres a la hora de incorporar a sus hijos a este Taller Municipal de Teatro de Almagro, germen de la Escuela Municipal de Teatro, son diversas como cuenta Nieves Martínez: Para que sus hijos tengan más creatividad y saquen todo el potencial que tienen dentro; para que se diviertan de una manera diferente; para que se sientan bien con ellos mismos y se relacionen con otros niños y niñas, e incluso la tradición teatral de las propias familias. “Los padres valoran mucho ver a sus hijos encima de un escenario y contar una historia, de principio a fin, sin equivocarse, delante de tanta gente, sin tener vergüenza, es admirable ver a estos pequeños actores encima del escenario” explican los monitores. Movimientos cerrados y abiertos, personajes, todo vale a la hora de llevar a buen puerto a estos viajeros de la farándula que durante los próximos meses se adentrarán en la apasionante aventura del teatro representando a malos maléficos o princesas que podremos ver a final de curso. *Ver imágenes*