Actuamos pone el punto y seguido

La primera edición de la Feria se despide con la sensación de que la experiencia ha merecido la pena y con ganas de empezar a preparar la segunda edición. La iniciativa de Escenocam ha encontrado muy buena acogida

Han sido tres días sin parar. Ocho espectáculos, seis estrenos, un foro debate, contactos comerciales, prisas, ajetreo, mucho trabajo, mucho esfuerzo y mucha inversión, pero, por encima de todo, la I Feria Actuamos, organizada por la Asociación de Compañías de Artes Escénicas de Castilla-La Mancha (Escenocam), en las localidades de Torralba de Calatrava, Almagro y Bolaños de Calatrava, ha dejado la sensación de que la experiencia ha merecido la pena y de que hay ganas de repetirla. “Estamos muy contentos”, dice Joseba García, presidente de Escenocam, “el trato que hemos recibido de los pueblos en los que hemos representado ha sido excepcional, los espectáculos de muy buen nivel y el público ha salido satisfecho, que es lo más importante.

 

Quizás hubiera estado bien que hubieran venido más profesionales, pero es la primera edición y arrancar siempre cuesta un poco, más en estas fechas, en las que está empezando el curso también en las Universidades Populares y muchos técnicos están muy liados”. García tiene claro que la Feria “tiene un recorrido muy largo. Hemos puesto mucha ilusión y, como ha salido bien, repetiremos”.

A pesar de que todavía no hay datos sobre participación, “sí hay”, explica Joseba, “una sensación muy positiva. Los profesionales nos han dicho de que la idea de traer estrenos, espectáculos casi crudos, les parece bien porque les proporciona una herramienta de trabajo muy válida. Estamos seguros de que los que han venido servirán de amplificación de la Feria para las próximas ediciones”. En cuanto a las relaciones con la Administración, que en la Feria tuvieron su momento en el Foro Debate del miércoles, García piensa que “hay opiniones diferentes entre los actores implicados en el proceso teatral. La propia Administración es nueva y todavía tiene muchas cosas sin perfilar. Nosotros queremos estar ahí precisamente para ayudarle a hacerlo. Sabemos que son momentos difíciles, pero no queremos salir de ellos más perjudicados que nadie. De cualquier forma, la Junta de Comunidades nos ofreció diálogo, lo que es muy importante”.

Precisamente esa oferta se reiteró en el acto de clausura, que tuvo lugar en Bolaños. Juan Ramón Pardo, nuevo jefe de servicio de Actividades Culturales, el ex concejal de Fuentealbilla (Albacete), afirmó que “mi despecho está abierto, porque en el fondo sois vosotros los que sabéis cómo se hace teatro, los que estáis a pie de calle”. Pardo, que es el responsable de la Red de Teatros, explicó que esta “debe ser reformada en profundidad. La idea que tenemos es que cada vez las compañías de Castilla-La Mancha tengan más peso. Y?eso es un compromiso”. “Iniciativas como Actuamos”, concluyó Pardo, “son realmente gratificantes. En tiempos de crisis, os habéis echado para adelante”, les dijo a los representantes de Escenocam.

Javier Morales, director general de Cultura

En esa misma línea se movió el director general de Cultura, Javier Morales, que estuvo en la inauguración, en el foro debate, al que calificó de “muy fructífero” y en la clausura. “Llevo unos días terribles”, confesó Morales, “sólo me llegan malas noticias desde el ámbito de la economía, pero me anima ver que, con la que está cayendo, el mundo de la Cultura sigue teniendo ganas de hacer cosas nuevas”. “Gracias por darnos ánimos con vuestro espíritu combativo”, concluyó Morales, quien adelantó que va a haber una reestructuración en la Dirección General y que Juan Ramón Pardo también asumiría competencias en el sector audiovisual.

Por su parte, el alcalde de Bolaños, Miguel Ángel Valverde, abrió las puertas de su municipio a iniciativas como la de Actuamos, ya que “siempre que las cosas son de la tierra, en este caso de Castilla-La Mancha, agradan más”. Antes de la clausura, los participantes en Actuamos madrugaron para asistir a los dos últimos estrenos programados. Las obras de la última jornada fueron La Comarca de los dos soles, de la compañía de Guadalajara Universal Mix, y La metamorfosis, de Trabaleguas Teatro, también de Guadalajara. La primera, que se representó en una abarrotada Casa de la Cultura de Torralba, es una historia de aventuras infantiles, con el duende Saúl y la bruja Mariquilla como salvadores del cielo de la Comarca. Entre canciones, juegos de magia y alternando marionetas y personajes reales, Universal Mix se metió al público infantil en el bolsillo durante la hora escasa que duró la representación. La revisión de la obra de Kafka, que tuvo lugar en el Auditorio de la Casa de la Cultura de Bolaños, puso en evidencia su complejidad, su polimorfismo. Inquietante, divertida, molesta, La metamorfosis se atreve a mezclar géneros y tonos, desde el musical al drama más amargo, siempre con una estética feísta, que no busca complacer al espectador, sino hablarle directamente, despertarle, removerle la conciencia o las entrañas.

En la jornada del jueves por la tarde se pudo comprobar la calidad de dos espectáculos de características muy diferentes:Gangarilla, de Corrales de Comedia (Almagro) y La sombra de Lear, de Ultramarinos de Lucas (Guadalajara). La propuesta ciudadrealeña es un viaje por los diferentes estilos actoriales (farsa, comedia del arte, naturalismo) de la mano de los tres cómicos que forman parte de una gangarilla, de uno de los tipos de compañía que recorrían los caminos de España en los siglos XVI?y XVII. Un texto original de Arturo Echavarren que Corrales de Comedias disfruta ofreciendo al público. La sombra de Lear transmite la intensidad de la obra de Shakespeare pasada por el tamiz de la sensibilidad de una compañía que, sin duda, se está ganando a pulso un sitio en el panorama castellanomanchego y nacional. Actuamos se despide así hasta la próxima edición. Ahora llega el momento de reflexionar sobre la primera edición para preparar con esmero la segunda.