El Festival Iberoamericano de Teatro Contemporáneo de Almagro baja el telón

La Fiesta de los Juglares del siglo XXI cerró una edición donde ha destacado la calidad de los grupos teatrales participantes

Un sentido y emotivo homenaje a Federico García Lorca, eterno valuarte de los hombres y mujeres del teatro, puso el mejor final posible para lo que ha sido un excepcional XI Festival Iberoamericano de Teatro Contemporáneo de Almagro que ha tenido como escenarios el Teatro Municipal y el Teatro Laboratorio La Veleta, los dos “teatros de Epidauro” de la dramaturgia contemporánea.

 

Alberto Caleras, Maneco y Aytana, Andrés del Bosque, Yayo Cáceres, Fanny Fuguet y Luis Molina, o lo que es lo mismo Ecuador, Cuba, Chile, España, Argentina, Venezuela y Uruguay se dieron la mano sobre las tablas del Municipal haciendo buenos los momentos de dificultad con los que se han tenido que enfrentar los organizadores de este evento que está adquiriendo una gran fuerza a nivel regional gracias al tesón y trabajo denostado del CELCIT, el Centro Latinoamericano de Creación e Investigación Teatral.

La emotiva lectura del Manifiesto de los Juglares del siglo XXI por parte de Luis Masci, puso el mejor broche posible a esta edición del festival teatral contemporáneo almagreño que, por méritos propios se ha hecho ya un hueco ineludible en la programación cultural anual de la localidad almagreña. La Jarana, Teatro San Martín, Galiano 108, Método Madrid, Juglar Teatro, Montevideo Teatro, La Machina, Ron Lalá, La Mona Ilustre, L´explose, Alberto Caleras, Ultramarinos de Lucas, El Mestre Papanata o el Viajeinmovil, todos ellos han contribuido a hacer real, una vez más, la magia del teatro donde actores y público han marcado una simbiosis cultural que hace prever un futuro halagüeño para esta propuesta nacida desde La Veleta, desde el CELCIT, desde la apuesta personal de Luis Molina y Elena Schaposnik, sin olvidarnos de la colaboración de numerosas personas en este proyecto teatral como Patricio, Masci, Amparo o Antonio.