Jueves, 14 Noviembre 2019
A+ R A-

Hemeroteca Años

Diez orejas y todos a hombros

  • Publicado el Domingo, 28 Agosto 2011 00:00

El mayoral de la ganadería de Benítez Cubero acompañó a los rejoneadores en su salida por la puerta grande

El balance de la corrida de rejones que cerró la feria taurina de Almagro en este 2011 no pudo ser más positivo, con Fermín Bohórquez, Leonardo Hernández y Noelia Mota saliendo a hombros junto al mayoral de la ganadería lidiada. Unos toros, los de Benítez Cubero, que si bien lucieron una presentación justita, dieron un juego variado pero bueno en líneas generales.

 

Fermín Bohórquez, quien entró en la corrida sustituyendo a Andy Cartagena, se sacó la espina de su desafortunada actuación del año anterior regalando una tarde especialmente inspirada en sus dos toros. Quiso torear con el caballo y en muchos momentos lo consiguió, enseñando la elegancia de sus monturas y el temple que también se puede y se debe tener desde lo alto de los jacos. Dejó a sus toros enteritos con un rejón de castigo por burel, y se lució en los cites, en los embroques y a la salida de los mismos, encelando a la perfección a sus toros dándoles siempre el pecho. Brilló en los pares a dos manos, y mató de dos rejones enteros aunque defectuosos, cortando cuatro orejas.

Los mismos apéndices se llevó Leonardo Hernández, un joven rejoneador que poco a poco se está colocando entre los grandes. En Almagro aprovechó las virtudes de los toros que le tocaron en suerte, y después de pararlos perfectamente de salida estuvo especialmente lucido en las banderillas al quiebro y con las cortas al violín en su segundo, que levantaron al público de sus asientos.

Noelia Mota, que completaba el cartel, hubiera tocado pelo en su primer toro de no ser porque erró a la hora de matar y sobre todo al echar pie a tierra para descabellar. Había clavado varias banderillas viniéndose de frente y una al violín montando a Sol muy jaleada por el público al ver los saltos del caballo en los adornos. Pero el premio quedó en ovación. Sin embargo en su segundo se desquitó y aunque necesitó de dos rejones de muerte, el palco anduvo especialmente generoso para completar la foto de la salida a hombros concediendo el doble trofeo a la joven amazona.

Ficha del festejo: Plaza de Toros de Almagro (menos de un cuarto de entrada). Se lidiaron 4 toros de Benítez Cubero y dos del segundo hierro de la casa, Pallarés. Justos de presencia y demasiado arreglados de pitones algunos de ellos, pero de buen juego en general.

  • Fermín Bohórquez: dos orejas y dos orejas.
  • Leonardo Hernández: dos orejas y dos orejas.
  • Noelia Mota: ovación y dos orejas.