Lunes, 30 Noviembre 2020
A+ R A-

Hemeroteca Años

La coordinadora provincial de Agricultura y Medio Ambiente y el presidente del Consorcio RSU visitan el nuevo vertedero que se construye en la Planta de Almagro

Consorcio RSU

Pilar Vargas y Nicasio Pelaez inspeccionaron las obras de la nueva celda de vertido que realiza Tragsa con una inversión de más de 2,7 millones de euros; y recorrieron también la planta de envases ligeros, cuya automatización se inaugurará en próximas fechas

La coordinadora provincial de los Servicios Periféricos de Agricultura y Medio Ambiente de la Junta de Comunidades, Pilar Vargas, realizó una visita a las obras del nuevo vertedero, que construye el Consorcio de Residuos Sólidos Urbanos en Almagro, acompañada, entre otros, del presidente del Consorcio, Nicasio Peláez, y de técnicos de Tragsa, empresa que lleva a cabo la ejecución de las obras.

La nueva celda de vertido que se levanta en el Centro de Tratamiento de RSU de Almagro, y el posterior sellado parcial del actual vertedero, supondrá una importante inversión de 2.719.685 euros, donde aproximadamente 2.100.000 se subvencionan vía FEDER y 544.000 euros son financiados por el propio Consorcio RSU. Las obras de este nuevo vaso de vertido, que tendrá una vida útil de 7 a 10 años, las realiza la empresa pública TRAGSA, como medio propio instrumental de la Junta de Comunidades, y se tiene previsto que finalicen este próximo verano, informa el RSU a través de nota de prensa.

Estas obras forman parte de las que ejecuta el Consorcio RSU, que presta servicio a más de 400.000 habitantes de la provincia de Ciudad Real, en el último año, con cargo a los Fondos FEDER 2007-2013, que han supuesto más de 5 millones de euros de inversión en el Centro de Tratamiento de Almagro, y que además de la construcción de esta nueva celda de vertido y el sellado parcial del vertedero anterior, han traído consigo también la adquisición de una compactadora de residuos y la automatización de la planta de envases ligeros de Almagro. Precisamente, Pilar Vargas y Nicasio Pelaez inspeccionaron además durante la visita la automatización de esta planta de envases ligeros, que se prevé inaugurar oficialmente en próximas fechas, y en la que acaban de empezar a trabajar 8 personas con dificultades para su integración dentro del mercado laboral (discapacitados), contratados por el Centro de Empleo del Grupo EULEN, con el que el Consorcio RSU firmó contrato, el pasado mes de abril, para la prestación de estos servicios, por una cuantía de más de 170.000 euros.