Martes, 12 Noviembre 2019
A+ R A-

Hemeroteca Años

Una decisión valiente pone en la calle la Procesión del Hambre

  • Publicado el Viernes, 22 Abril 2011 00:10

Aplausos y lágrimas al cumplirse el transito penitenciario de Jesús de las Tres Caídas y María Santísima de la Esperanza

Durante toda la mañana del Viernes Santo el temor a la lluvia fue una constante en los centenares de almagreños, turistas y visitantes que quisieron contemplar los distintos pasos procesionales de este día tan emotivo y especial. Y precisamente los peores augurios se materializaron cuando, cinco minutos después de salir de la Iglesia de Madre de Dios la imagen llevada a varal mediante una cuadrilla de sesenta portadores de Jesús de las Tres Caídas, las primeras gotas se convirtieron en una fina cortina de lluvia que obligó a dar la vuelta y ha realizar una difícil maniobra para poder preservar a la imagen de la Hermandad de San Juan de las consecuencias nefastas que el agua podía generar sobre el patrimonio artístico que representa esta talla. Aplausos de emoción llenaron el ambiente ante la pericia y buen hacer de los valientes y esforzados portadores en cuyos rostros se dibujaban imágenes de dolor, preocupación y nerviosismo ante la posible suspensión del recorrido procesional.

Pero tras unos minutos los representantes de la junta directiva de la hermandad almagreña decidieron iniciar de nuevo el recorrido, coincidiendo con el cese momentáneo de la lluvia, saliendo majestuosa en ese momento la imagen de María Santísima de la Esperanza flanqueada por los penitentes ataviados con la vistosa túnica de terciopelo verde con el anagrama bordado del escudo de Almagro.

La Banda de Música de Almagro fue la encargada en este primer momento de la procesión de acompañar a un paso a varal que se fue creciendo hasta llegar a la Plaza Mayor, momento en el que la Compañía Romana se incorporó para desarrollar ya con total normalidad un recorrido procesional denominado “Del Hambre” en clara alusión al momento del día en el que se pone en la calle. Desde la Plaza Mayor y hasta la Ermita de San Juan, el sol incluso hizo un intento de presencia, apareciendo unas calles repletas de gente que disfrutaron de un momento único en la Semana Santa de Almagro que sin duda, y al igual que en otros lugares de nuestra geografía, se está viendo influenciada por la inclemencias metereológicas.*Ver algunas imágenes*