Jueves, 21 Noviembre 2019
A+ R A-

Hemeroteca Años

Lope de Vega dedicó una de sus obras a una almagreña Elena Damiana de Juren

  • Publicado el Sábado, 30 Abril 2011 00:00

Veinte y una parte verdadera de las Comedias del Fénix de España”, volumen de doce comedias que se publicó el mismo año de su muerte, comienza con las palabras que la hija del dramaturgo, Feliciana Félix del Carpio, escribió en nombre de su padre a la bisnieta de Juan de Juren, administrador de los Fugger

Félix Lope de Vega y Carpio dedicó su última obra Veinte y una parte verdadera de las Comedias del Fénix de España a una almagreña, Elena Damiana de Juren Samano y Sotomayor que nació en Almagro en los primeros días de 1614. El investigador de la histórica localidad encajera, Arcadio Calvo, descubrió esta dedicatoria cuando trabajaba desde hace dos años en localizar la casa-palacio de los Fugger- conocidos también como Fúcares-, importantes banqueros alemanes que se establecieron en Almagro en el siglo XVI, cuando asumieron el control de las minas de Almadén en pago por el préstamo que le hicieron para comprar el título de emperador a Carlos I de España y V de Alemania.

Su huella está por toda la ciudad, la iglesia de San Blas, el Almacén y Patio de Fúcares, las casas y portadas que se conservan de sus empleados, los Juren, los Wessel -los factores que ahora se conocerían como los administradores- etc., son solo una muestra de la presencia de más de cien años de esta familia de banqueros alemanes en el Campo de Calatrava. Hace unos meses, el investigador almagreño publicó su descubrimiento: la localización de la casa de los Fugger. La investigación le llevó a encontrar documentos, noticias y referencias de los empleados a cargo de los Fúcares.

Según la historiografía existente, los más conocidos fueron los alemanes Juan de Juren y Juan Xedler, factores generales en diferentes épocas de los negocios que los Fugger tenían en Almagro quienes eran tesoreros de los maestrazgos de los bienes de las Órdenes de Calatrava, Santiago y Alcántara. Juan de Juren (Iuren- Xuren o Schüren) natural de Colonia se casó en la localidad con la almagreña Ana Espinosa de los Monteros y años más tarde, Juan Xedler (Schedler, Gedler o Gelder), natural de Kempten, lo haría con la hija de Juan de Juren, Elena de Juren. En este rastreo por localizar la casa de los Fugger, Arcadio Calvo se topó con una breve obra literaria escrita por el poeta y académico Dámaso Alonso, “En torno a Góngora: Quien era doña Francisca Gelder” de la que sustrajo información en relación a las familias Xedler y Juren. Precisamente de la primera familia encontró documentos en los que se acredita que un hijo de Francisca Xedler, Francisco Luis, se casó con la sobrina preferida de Góngora, Leonor de Góngora. También de este trabajo de Dámaso Alonso se recoge que Lope de Vega dedicó al almagreño Juan Francisco Xedler y Calatayud, la comedia El Hijo de los Leones. Juan Francisco nació en 1592 era hijo de Carlos Xedler y Juren y de doña Ana de Calatayud, nieto también del alemán Juan Xedler y Elena de Juren.

Elena Damiana fue bautizada en Almagro

Por este trabajo, Arcadio Calvo comenzó a curiosear en varias obras de Lope de Vega entre las que encontró la dedicada a Elena Damiana de Iuren (como lo escribe Lope) y Samano Sotomayor. El investigador almagreño ha podido certificar que esta mujer se bautizó en Almagro el 2 de enero de 1614 en la parroquia de San Bartolomé como consta en la partida de bautismo que se encuentra en el archivo diocesano de Ciudad Real. Calvo aclara que los bautismos que se celebraban en esa época el mismo día de su nacimiento o en la inmediata al alumbramiento. Elena Damiana es junto a sus hermanas, Juana y Francisca, la cuarta generación de linaje alemán de los Juren establecido en Almagro desde al menos 1538, año en el que su bisabuelo Juan de Juren es factor general de los Fugger.

La obra que se guarda en la Biblioteca Nacional y la que Lope de Vega dedicó a esta almagreña, se compone de doce comedias que se publicaron el mismo año de su muerte. Se trata de una edición póstuma en la que la hija del gran dramaturgo español, Feliciana Félix del Carpio, escribe la dedicatoria en nombre de su padre ya fallecido. La hija de Lope de Vega explica que su padre le pidió repetidamente que dedicara esta obra a Elena de Juren. En ella, Lope de Vega alabó a su familia, los condes de Juren de Alemania, entre cuyas virtudes destaca la generosidad. La página anterior a la dedicatoria reproduce el escudo de armas de Elena Damiana de Juren y de su esposo, Julio César Scazuola.

En su investigación, Arcadio Calvo también averiguó que Elena Damiana vivió en Almagro hasta que se casó siendo muy niña. Elena fue madre a los 15 años pues en 1629 era bautizado en la parroquia de San Ginés de Madrid, Luis Felipe, primero de los doce hijos del matrimonio Juren y Scazuola. Su marido llegó a Madrid en 1618 como representante de una sociedad en la que participaban entre otros los Fugger con el propósito de importar tejidos de Augsburgo. Scazuola fue un personaje importante de peso político y social por su relación con los Fugger y la Corona Española, Felipe IV.

Las doce obras con sus títulos como aparecen en la edición póstuma de 1635 son: La Bella Aurora; Ay verdades que en amor; La Boba para los otros, y discreta de si; La Noche de San Juan; El Castigo sin vengança; Los Vandos de Sena; El Mejor Alcalde el Rey; El premio del bien hablar; la Vitoria de la honra; El Piadoso Aragonés; Los Tellos de Meseses; Por la puente Juana. No se conocen las razones de por qué Lope de Vega dedicó esta obra a Elena Damiana de Juren. Es sabido que el dramaturgo pasó a lo largo de su vida por frecuentes problemas financieros. “¿En alguna ocasión sacaría de apuros económicos Scazuola a Lope?”, se pregunta Arcadio Calvo.