Sábado, 23 Octubre 2021
A+ R A-

Hemeroteca Años

Un nuevo chorro de agua aparece en el Campo de Calatrava

  • Publicado el Miércoles, 09 Marzo 2011 00:00

El Chorro de Bolaños de Calatrava es el segundo de estas características que surge en la zona volcánica que configura el Campo de Calatrava

Hace más de diez años los vecinos del Campo de Calatrava se vieron sorprendidos por la espectacular erupción en el horizonte calatravo del Chorro de Granátula, alimentado por agua con gas de un acuífero confinado varias decenas de metros bajo la superficie del terreno, que se elevaba a mas de 20 metros de altura. Este fenómeno atrajo a miles de curiosos e hizo recordar a todos la naturaleza volcánica del paisaje que configura el Campo de Calatrava.

Son muchos los efectos residuales con los que se manifiesta la intensa actividad volcánica que se desarrollo en nuestra comarca desde hace millones de años hasta épocas más cercanas, ya en el holoceno: emanaciones de gas como la de la Sima en Valenzuela, balnearios como los de San Cristóbal o la Fuensanta, fuentes agrias, hervideros como los de Fontecha, pero evidentemente estos chorros o falsos géiseres son los que más llaman la atención por su espectacularidad.

El pasado viernes apareció en las inmediaciones de Bolaños de Calatrava, al sur de la población, una surgencia de agua con bastante fuerza y que en poco tiempo ha provocado la inundación de la hoya y del paraje. Este nacimiento, explica el guarda forestal del Ayuntamiento de Almagro, José Vicente Gómez, surge de un pozo que se practicó hace años para hacer una cata en el terreno buscando filones de manganeso. La zona esta bajo la influencia de volcanes tan potentes como la Yesosa, Herrerías, La Estrella y Cerro Gordo, los cuales se pueden divisar a simple vista.

Este sondeo, situado en una casilla pegada a la Ruta del Quijote entre el paraje del Prado y el Barranco, donde se ubicaban las antiguas Minillas, a tan solo un kilómetro de la población de Bolaños y a 3 kilómetros de Almagro, ya presentó en estas navidades un rehundimiento del brocal, debido a subida del nivel del acuífero, que obligo al dueño de la parcela a señalizar el pozo para evitar que nadie se acercase y pudiese caerse dentro. José Vicente Gómez indica que saber las causas que han motivado el nacimiento de esta surgencia en este momento es más complicado y ya están trabajando en ello técnicos de la Confederación Hidrográfica del Guadiana y especialistas en vulcanología de la Universidad de Castilla la Mancha. Evidentemente la presencia de abundante gas en la zona y el aumento de los niveles freáticos en estos dos años, están dentro de las causas pero lo importante es conocer porqué en este momento, la causa final que ha hecho despertar este falso geiser. Por el momento el problema que se plantea es como sellar esta surgencia, saber el tiempo que puede estar manando agua y que hacer con el volumen de agua que sale del acuífero, si es posible canalizarla o seguirá aumentando el nivel de la laguna que se está formando.