Viernes, 22 Noviembre 2019
A+ R A-

Hemeroteca Años

Lafarge cementos y la asociación para el desarrollo del Campo de Calatrava acuerdan crear un centro de interpretación de volcanes en la cantera de “San Carlos”

  • Publicado el Domingo, 27 Febrero 2011 00:00

La fábrica de Lafarge Cementos en Villaluenga de la Sagra ha cedido el uso de una parte de terreno de su cantera de “San Carlos”, situada en los términos municipales de Granátula de Calatrava y Valenzuela de Calatrava en Ciudad Real, a la Asociación para el Desarrollo del Campo de Calatrava. Esta operación se enmarca dentro de la firma de un acuerdo de colaboración entre ambas entidades que tiene como objetivo la creación y puesta en marcha de un Centro de Interpretación de Volcanes para la difusión cultural y turística de la volcanología característica de esta comarca, en concreto del área del volcán de “Cerro Gordo”.

“Con este convenio reafirmamos nuestro compromiso de dar una segunda vida a nuestras canteras de acuerdo con los intereses de la población local, proporcionándoles un valor económico, social y ambiental adicional”, ha explicado Oswaldo Pereda, director de la fábrica de Lafarge Cementos en Villaluenga de la Sagra, durante el acto de firma del acuerdo que ha tenido lugar hoy en el Parador de Almagro en presencia de la directora general de Desarrollo Rural de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Ana Isabel Parras, así como de otros alcaldes y concejales -representantes de otros municipios de la comarca- y miembros de la Asociación que no han dudado en mostrar su satisfacción ante el acuerdo.

“Nuestro crecimiento económico debe ser sostenible y, por tanto, ir acompañado de desarrollo social, protección del medio ambiente y respeto a las comunidades locales”, ha añadido Pereda. Por su parte, Román Rivero, presidente de la Asociación para el Desarrollo del Campo de Calatrava, a quien acompañaban los alcaldes de Granátula y Almagro y la profesora de la UCLM, Elena González Cárdenas, entre otros alcaldes de la comarca, ha comentado que “este proyecto nos permite continuar dinamizando el territorio y completar un plan de diversificación de nuestros recursos en el que la naturaleza y la protección de nuestro medio ambiente es nuestra prioridad”.

La colaboración entre ambas entidades prevé la puesta en marcha de un Centro de Interpretación de Volcanes con el que dar a conocer los procesos geomorfológicos característicos de esta zona en la que se encuentra localizado el volcán de “Cerro Gordo”, que, junto a otros como el de la Yezosa, la Herradura o Cuevas Negras, constituyen una de las principales manifestaciones volcánicas del Campo de Calatrava. El acuerdo garantiza asimismo la compatibilidad de la actividad minera de Lafarge Cementos en esta cantera, de la que extrae puzolanas para la elaboración de cemento en su fábrica de Villaluenga de la Sagra (Toledo), con la futura instalación museística, que se prevé plenamente definida en un plazo máximo de dos años.

El proyecto se desarrollará con la colaboración y asesoramiento técnico del Departamento de Geografía y Ordenación del Territorio de la Facultad de Letras de Ciudad Real de la Universidad de Castilla-La Mancha, a través del Grupo GEOVOL, y ofrecerá a los visitantes un programa de difusión didáctica y divulgativa a través de itinerarios interpretativos, actividades específicas en torno a la volcanología o programas informativos sobre la actividad industrial y minera de la compañía. Lafarge Cementos, que cuenta con un Centro de Interpretación de la Naturaleza propio en su cantera de Yepes y Ciruelos en Toledo, incluido en la Red de Equipamientos de Educación Ambiental de Castilla-La Mancha, compatibiliza de esta manera su actividad minera con el desarrollo medioambiental, social y económico de las zonas en las que opera.

Compromiso con la restauración de sus canteras

La mayoría de los productos desarrollados por el Grupo Lafarge, líder mundial en el sector de los materiales de construcción, provienen de la transformación de recursos minerales y naturales, de los cuales el 92% se extrae de canteras. Desde hace 30 años, el Grupo Lafarge restaura los terrenos de sus canteras para darles una segunda vida integrándolos en el paisaje natural y aportando un valor social, económico y ambiental adicional, más allá de las exigencias legales. Esta recuperación se realiza a través del diálogo con la población local y sus representantes, organizaciones no gubernamentales y gobernantes. En el año 2000, el Grupo Lafarge firmó un convenio de colaboración con WWF International en el cual se incluía el compromiso de restaurar sistemáticamente sus canteras de acuerdo con los requisitos marcados por esta organización, que incluyen un plan de fomento de la biodiversidad que preste especial atención a la flora y fauna más vulnerable, y la aplicación de un índice específico que permita hacer un seguimiento de su evolución, en colaboración con entidades medioambientales locales. Dado que Lafarge dispone de más de 700 canteras repartidas por todo el mundo, sus iniciativas para promover la biodiversidad en las mismas pueden desempeñar un papel importante.