Miércoles, 13 Noviembre 2019
A+ R A-

Hemeroteca Años

Emotivo recuerdo a Miguel Ángel Blanco en Almagro

  • Publicado el Sábado, 24 Abril 2010 00:00

Clic para aumentarMaría del Mar Blanco fue la encargada de inaugurar el monumento en memoria de su hermano y de todas las víctimas del terrorismo

Este sábado, Almagro despertó con un sol radiante que saludó a los numerosos visitantes y turistas que durante todo el fin de semana llegaron a la ciudad encajera, pero además, este día era muy especial para todos los ciudadanos almagreños ya que en una de las principales vías de acceso a localidad se inauguraba un monumento en memoria y recuerdo de Miguel Ángel Blanco y de todas las víctimas del terrorismo. A este emotivo y sentido acto asistieron numerosas autoridades, tanto locales como provinciales, contando con la presencia de algunos alcaldes de la comarca con Luís Maldonado, alcalde de Almagro a la cabeza, destacando especialmente la asistencia de María del Mar Blanco, hermana de Miguel Ángel Blanco, víctima del terrorismo de ETA en julio de 1997.

 

Desde el Ayuntamiento, todas las autoridades además de un gran número de personas, se desplazaron a la rotonda del barrio de la Magdalena, lugar donde les esperaba una imponente roca de granito sacada de las entrañas del conocido como Cerro de la Yezosa, volcán emblemático del Campo de Calatrava, a los pies del cual se encuentra Almagro. Sobre esta roca aparecen también unas manos blancas, manos que significaron todo un símbolo de cambio en la sociedad española tras la muerte de Miguel Ángel Blanco, y que resaltan de una manera especial frente al fondo grisáceo y rocoso del granito.

Delante de este monumento María del Mar Blanco mostró su agradecimiento a la ciudad de Almagro por este recuerdo, planteando “la existencia de tres pilares esenciales para conseguir el final del terrorismo y del terror de ETA: la verdad, la memoria y la justicia” explicando como “el sacrificio de las familias debe estar presente en todo momento, atendiendo sus reclamaciones, no solo económicas, sino sobre todo morales”. Otro de los aspectos resaltados por Blanco en su alocución fue “la negación de la revancha, debiéndose amparar las familias y la sociedad en la justicia para conseguir la paz” destacando que “la memoria es el recuerdo de los que ya no pueden defenderse, aquellos que tenían sueños y esperanzas, debiendo honrar la memoria de los inocentes frente a los totalitarios”.

En la parte final de su intervención María del Mar Blanco comentó como “todavía queda mucho por hacer, sobre todo en el País Vasco, aunque desde marzo de 2009 se respiran otros vientos en esa tierra, debiendo continuar el esfuerzo, el trabajo y el empeño para superar la lacra del terrorismo”. No quiso dejar de pasar el momento la hermana de Miguel Ángel Blanco para mostrar su gratitud hacia el pueblo de Almagro “esperando que otros pueblos y ciudades sigan el ejemplo de esta localidad y recuerden la memoria de las víctimas”. Por su parte el alcalde de Almagro mostró su agradecimiento por la presencia de María del Mar Blanco en este acto, recordando cómo se vivió en la localidad almagreña la terrible cuenta atrás y el fatal desenlace, exponiendo como esta terrible circunstancia “fue un revulsivo para la sociedad española, marcándose un antes y un después del crimen de Miguel Ángel Blanco” planteando que “la dureza de la roca que es el monumento significa la firmeza y la fuerza de las convicciones democráticas frente a los asesinos, siendo además un recordatorio para no olvidar a todos los que han sufrido el terrorismo”.

Maldonado mostró su convencimiento de que “los asesinos no tendrán tierra suficiente para esconderse de la persecución de la justicia” además de querer dejar claro que “en la Mancha no se claudicará y que los ciudadanos de esta tierra son gente de bien que trabaja por la paz”. Una sonora ovación, justo en el momento en el que María del Mar Blanco descubría la placa conmemorativa que presidirá este monumento, pusieron el punto y final a este emotivo y sentido acto con el que Almagro recordará a Miguel Ángel Blanco y a todas las víctimas del terrorismo.