Luis Maldonado pide a todos los alcaldes de los municipios afectados por las lluvias que exijan a la Administración lo que necesiten

Reunión del PP de Ciudad Real

El alcalde de Almagro y diputado nacional del PP indica que los alcaldes, las Fuerzas del Orden Público junto a particulares son “los que han tirado hacia adelante para que los ciudadanos pudieran recobrar la normalidad”

El Partido Popular de Ciudad Real, a través de representantes de la Diputación provincial, las Cortes regionales, del Congreso de los diputados, así como de los propios alcaldes y portavoces de los municipios afectados por las tormentas que azotaron la provincia a lo largo de la pasada semana, exigieron “celeridad” a las administraciones competentes en la toma de medidas para “ayudar” a paliar las “graves” consecuencias que ocasionaron tanto en la agricultura, empresas, como en infraestructuras y caminos, sobre todo, en la comarca de el Campo de Montiel y el Campo de Calatrava, según manifestaron ayer, martes en rueda de prensa.

 

Como alcalde de Almagro, uno de los municipios afectados y también diputado nacional, Luis Maldonado, indicó que se ha sentido “muy abandonado” por parte de las Administraciones, denunciando que no ha recibido llamadas desde la Confederación Hidrográfica del Guadiana -“causante del problema”-, del Gobierno de Barreda o de la Delegación de la Junta en la provincia. Así, recordó que han sido los alcaldes, junto a particulares y Fuerzas del Orden Público “los que han tirado hacia adelante para que los ciudadanos pudieran recobrar la normalidad”.

El parlamentario pidió a los diferentes alcaldes, independientemente del signo político que sean, “que no se acobarden” y exijan a la Administración lo que necesiten, porque “somos cargos electos, elegidos por el pueblo y se merece todo nuestro respeto y trabajo”. Maldonado aseguró que trabajarán “codo con codo” con todos los alcaldes de la comarca afectada para que se recupere la normalidad y no se vuelva a repetir, por tercera vez, este desastre que ya ocurrió hace 13 años. En este sentido, denunció que las administraciones competentes no hicieran sus deberes permitiendo que esta situación se volviera a vivir en Ciudad Real.