Carmen Linares puso un broche de oro al Encuentro de Poesía

Carmen Linares en el Teatro Municipal de Almagro

“La poesía no puede vivir sin la música, y la música no puede vivir sin la poesía”. Fue una de las apreciaciones que la cantaora Carmen Linares expresó y demostró en la última velada dentro del 25 Encuentro de Poesía celebrado en Almagro.

Con el Teatro Municipal lleno a rebosar, Carmen vino a enseñarnos que atesora en su garganta y en su corazón lo más puro del cante flamento. Voz prodigiosa y arrebatadora, pero dulce y rajada a la vez. Una auténtica delicia para los oídos.

alt

 

‘Verso a verso’ era el nombre del espectáculo preparado para la ocasión y que constó de dos partes. Una primera en la que las letras recitadas hechas flamenco provenían del arraigo popular, de “La voz del pueblo” en definitiva. Brilló especialmente por tarantas, aunque también hubo cantiñas, soleares y tangos.

 La segunda parte, titulada “La voz del poeta”, recordó a Lorca, Borges, Hernández ó Antonio y Manuel Machado entre otros. Con el magistral acompañamiento de José Manuel León y Eduardo Pacheco a la guitarra, y de Ana María y Javier González en los coros y palmas, Carmen Linares derrochó elegancia y personalidad en la voz, buscando abrir pequeños nuevos pasos en el flamenco con acordes poco usuales que encajaron a la perfección. Por todo ello, la ovación regalada tras el alegre final por bulerías fue clamorosa, larga y cariñosa, y es que a Carmen se le quiere mucho en Almagro. Con su fuerza, su poder, su pasión, su elegancia, su voz y su ‘quejío’ se lo ha ganado.