El XIII Encuentro Nacional de Encajeras de Almagro referente de la artesanía regional

alt

Centenares de encajeras llenaron la Plaza Mayor ofreciendo una imagen única

El sábado, y coincidiendo con la celebración del XIII Encuentro de Encajeras de Almagro, se dieron cita en esta localidad en torno a quinientas encajeras venidas de diferentes puntos de la geografía española, acudiendo representaciones de Valencia, Navarra, Madrid, Huesca, Zaragoza, Málaga, Lleida, Badajoz, Ourense, Almería, Jaén y Alicante, además de encajeras de las distintas provincias de nuestra región, significando esto para los organizadores de este evento “un reconocimiento al esfuerzo que se realiza para celebrar este encuentro donde se recoge lo mejor de una tradición y de una artesanía tan arraigada en Almagro como es su encaje”.

 

Uno de los momentos más emotivos del día fue la ofrenda floral ante el monumento a la Encajera, un evento que se repite año tras año y que llega así a su XXI Aniversario, participando en el mismo Luís Maldonado, alcalde de la localidad, además de contar con la presencia de algunas de las encajeras que durante este fin de semana han recalado en la ciudad del encaje y la blonda.

Tras esta imposición floral todos los participantes se dirigieron a la Plaza Mayor almagreña, marco incomparable donde las centenares de encajeras que asistieron a este décimo tercer encuentro comenzaron su labor entre bolillos e hilos mostrando su magnífico trabajo a los turistas, curiosos y demás personas que se pasearon por el empedrado centenario de la plaza, escuchando de primera mano las palabras de Maldonado, que alabó “una labor encomiable que supo sacar artesanía de dos materiales tan sencillos como la madera con los bolillos y el hilo de algodón” agradeciendo igualmente la visita de todas las mujeres que se han desplazado a este rincón de la mancha que les acoge con todo el cariño.

Entre dulces típicos y refrescantes bebidas transcurrió este encuentro en el que se realizó también el sorteo de regalos cedidos por las empresas colaboradoras del sector del encaje almagreño que instalaron sus puestos dando una imagen de otro tiempo en el corazón neurálgico de la localidad encajera. Este sábado de artesanía en hilo tuvo su prólogo el viernes con la celebración de una charla coloquio en el Museo del Encaje en la que la escritora Manolita Espinosa junto al historiador Antonio José Moreno, acompañados por José Luís Soto como representante de la corporación municipal, explicaron “la importancia y la trascendencia de esta artesanía que llegó desde los hogares más humildes a los palacios y Cortes más importantes de la Europa de la época Moderna”.

Se cierra así una nueva edición de este Encuentro Nacional de Encajeras que, un año más, ha convertido a Almagro en el escaparate del encaje de bolillos, mostrando su importancia a lo largo de la Historia en la tierra manchega, sirviendo al mismo tiempo como foro de reunión e intercambio de experiencias para las centenares de participantes que han podido ratificar que Almagro es teatro, y mucho más.