El Palacio de los Medrano y el restaurante La Encajera acogieron las tradicionales caras de Almagro

alt

El Palacio de los Medrano y el restaurante La Encajera de Almagro acogieron, un Viernes Santo más, las tradicionales Caras. Aunque la situación económica del país no es optima, el dinero se apostó en grandes cuantías. Como es habitual, a lo largo de la tarde, los ganadores fueron unos y otros, la banca y el corro. Pero, el ganador de la tarde, fue un individuo que llegó a la localidad encajera apostando grandes cantidades de dinero. Esta persona fue desbancando a las continuas bancas que fueron entrando en juego, hasta que consiguió ponerse junto con otros dos "socios" de banca y finalmente arrasar.