La jornada de violencia de género reúnen a 150 participantes para explicar cómo combatir esta lacra desde la juventud

Los alcaldes de Bolaños de Calatrava, Almagro y Miguelturra inauguraron la actividad junto a la directora del Instituto de la Mujer, Ángela Sanroma, y la diputada provincial de Igualdad, María Victoria Sobrino

La educación, como elemento indispensable para arrancar el problema de la violencia de género, ha sido el tema central del acto inaugural de las Jornadas Técnicas "Violencia de Género y Juventud", dirigido al personal técnico del ámbito educativo, sanitario, servicios sociales y fuerzas de seguridad de los municipios del Campo de Calatrava.

Unas jornadas organizadas de forma conjunta por los ayuntamientos de Almagro, Bolaños de Calatrava y Miguelturra, a través de sus respectivos centros de la Mujer. Se trata de una iniciativa pionera, que ha supuesto un éxito a tenor de la participación, con 150 personas inscritas y otro gran número que han quedado en lista de espera.

El objetivo de las mismas era reflexionar y ofrecer propuestas de actuación sobre las condiciones que incrementan o reducen el riesgo de violencia de género, especialmente desde la juventud. Durante la inauguración, la directora del Instituto de la Mujer, Ángela San Roma, afirmó que el problema de la violencia de género, que se debe arrancar de raíz, se asienta "en la desigualdad", que nos viene dada durante mucho tiempo, y hay que dejar claro al maltratador que no hay derecho a que una mujer pierda su vida por defender su libertad y su ideas, que cada acto violento nos hace daño a todas las personas de bien y que, por tanto, no vamos a cesar en el empeño de hacer desaparecer esta lacra desde todas las instituciones, para conseguir un mundo más igualitario, justo y respetuoso.

En la mesa inaugural también se encontraba Victoria Sobrino, vicepresidenta de la Diputación Provincial de Ciudad Real, que ha querido hacer hincapié en la importancia de romper determinados roles que se dan como buenos en la juventud, por ejemplo que el amor es para siempre y que nada lo puede romper. En ese sentido, Sobrino afirmó que "la educación es la mejor manera de hacer ver a la juventud qué es la violencia y cómo se puede identificar, porque sobre todo en estas edades, el maltrato es psicológico". Por eso, dijo Sobrino, hay que explicar a las víctimas y a su entorno cómo debemos de actuar ante esos casos.

También han estado presentes los alcaldes de las tres localidades organizadoras, Eduardo del Valle, de Bolaños de Calatrava, Luís Maldonado, de Almagro, y Román Rivero, de Miguelturra, que han aportado a los presentes diferentes visiones de estas jornadas. Eduardo del Valle ha hecho mención a las cifras escandalosas que relacionan maltrato con juventud y al hecho de que el alcohol es uno de los factores que más influyen como detonante de la violencia. Si se habla de jóvenes, este es uno de los ámbitos en los que hay que trabajar directamente desde la prevención además de insistir en la educación, ya que "hay que eliminar determinadas creencias que hasta ahora se dan por buenas" como que "entre el 15-25 por ciento de las chicas creen que sólo obtendrán felicidad, seguridad y protección si están en pareja".

Enlazando con la idea de educación, Román Rivero ha querido dejar claro que el tema del maltrato "no es sólo cosa de mujeres, aunque ciertamente son las más afectadas en el 90% de los casos, es un tema de personas y de convivencia donde todos tememos algo que aportar". La realidad indica que el entorno de los maltratadores, ya saben lo que este hace antes de que la mujer pueda llegar a denunciar Por eso, "los jóvenes, la generación mejor preparada de hoy en día, debe tener claro que el maltrato debe ser erradicado aunque en alguno casos lo hayan visto en sus casas como normal".

Y aportando la importancia del trabajo de las Instituciones a nivel nacional, el alcalde de Almagro, Maldonado, se ha felicitado por la aprobación en el Congreso de los Diputados de la dotación de más medios para lucha contra la violencia de género tanto en la dotación económica a las medidas preventivas, como la ampliación de medios policiales y su formación así como más juzgados preparados para este tema.

Tras la inauguración en la que se han aportado diferentes puntos de vista por parte de cada administración han comenzado las jornadas cuyos contenidos estaban divididos en cuatro bloques:

1. La relación entre sexismo y la violencia, y cómo ambos problemas encuentran en la juventud una etapa de especial relevancia para su reproducción y erradicación

2. Los avances y limitaciones socioculturales que se observan en la superación del sexismo y la violencia de género en la juventud

3. Como prevenir estos problemas desde la educación

4. Recomendaciones sobre la respuesta de las distintas administraciones ante el riesgo de reproducción de la violencia de género desde la juventud.

Las jornadas divididas en diferentes conferencias y han sido clausuradas por María dolores Almansa López concejal de igualdad de Bolaños de Calatrava, Esmeralda Muñoz, concejala de Cultura de Miguelturra y por Rosario Ureña, concejala de la Mujer de Almagro.