La Junta realizará obras en la carretera que une Almagro con Bolaños

El delegado del Gobierno regional de la provincia de Ciudad Real visitó las obras del centro de salud y la residencia no universitaria Paseo de la Florida.

El delegado de la Junta de Comunidades en la provincia de Ciudad Real, José Fuentes, anunció en Almagro que el Gobierno de Castilla-La Mancha acometerá este año obras de refuerzo del firme en dos carreteras importantes para la comunicación entre los municipios más poblados de la comarca del Campo de Calatrava, la CM-4107, que une Bolaños y Daimiel, y la CM-4124, en el tramo entre Almagro y Bolaños. Fuentes, que se desplazó a la ciudad encajera dentro del programa de visitas de la reunión de delegados dedicada a esta comarca de nuestra provincia, destacó que estas dos obras se suman a las de la autovía del IV Centenario, ya en ejecución, y al futuro desdoblamiento de la carretera CM-4127, la vía que une Miguelturra con la capital de la provincia, según informa la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

 

Visita a las obras del nuevo centro de salud y a la residencia Paseo de la Florida

El máximo representante del Gobierno de Castilla-La Mancha en Ciudad Real apuntó que Almagro va a ser una de las localidades beneficiadas por estas actuaciones de mejora de las infraestructuras de comunicación y también por otras dos obras que ya está llevando a cabo el Ejecutivo regional, como el nuevo centro de salud o la residencia no universitaria “Paseo de la Florida”. El nuevo centro de salud se levanta en la confluencia de las calles Lope de Vega y Conde de Barcelona. Se trata de un edificio de dos plantas más sótano con más de 2.500 metros cuadrados útiles: en la planta baja se ubicarán las urgencias, fisioterapia, pediatría y los servicios de admisión y citaciones, mientras que en el piso superior estará el área de asistencia general y la unidad de salud bucodental. Después de recorrer las obras de este recurso sanitario, en el que la Junta de Comunidades invierte 3.250.000 euros, Fuentes visitó las de la residencia no universitaria “Paseo de la Florida”, una instalación con la que el Gobierno regional va a sustituir a las dos antiguas escuelas hogar de Villar del Pozo y Almagro.

El proyecto contempla ocho células con tres dormitorios con cuatro camas cada una, más un dormitorio para el cuidador. También patios de juego al aire libre y cubiertos y una pista polideportiva descubierta. La residencia contará también con todos los servicios propios de un servicio público de calidad, tales como comedor, cocina, biblioteca, aula de informática, enfermería, botiquín o sala de usos múltiples. La Consejería de Educación y Ciencia adjudicó el pasado verano las obras de este nuevo edificio por 4.018.000 euros. La residencia acogerá en su mayoría a alumnos de Infantil y Primaria que cursarán sus estudios en los tres colegios públicos de Almagro.