Un concurso pictórico pondrá el colofón a las obras de la Iglesia de Madre de Dios de Almagro


El montante total de esta reforma asciende a unos 300.000 euros

Las obras de reforma de la Iglesia Parroquial de Madre de Dios de Almagro que comenzaron en mayo del pasado año aún no tienen una fecha concreta de finalización, aunque el consejo coordinador de estas actuaciones espera que el buen ritmo de los trabajos haga que esa fecha esté cada día más cerca.
Este templo está sufriendo una remodelación interna, ya que las reformas externas, sobre todo en la zona de la techumbre, serán realizadas posteriormente gracias a un acuerdo con la Junta de Patrimonio, ya que el esfuerzo económico y técnico necesarios para abarcar esta obra excede las posibilidades del consejo de economía parroquial de Almagro.

 

Estas obras están siendo coordinadas por la Junta de Consejo de Economía de la Parroquia de Madre de Dios compuesta por Demetrio Prado, José Antonio Barrajón, Emilio Peco, Rafael Peñalta e Isabel Núñez, además de los dos párrocos de la localidad almagreña, los cuales mostraron en los estudios de la emisora de radio local su interés por que esta obra “termine lo antes posible y quede dignamente presentada”.

 

El montante económico de esta reforma ascenderá a 300.000 euros según comentó Demetrio Prado, tesorero del consejo, planteando que hasta la actualidad se han pagado sobre 104.000 euros, destacando la colaboración de los almagreños cuyos donativos ascienden hasta el momento a unos 34.000 euros “agradeciendo su generosidad y animándoles a seguir así para poder hacer frente a varios pagos que aún quedan pendientes”.

Dentro del terreno económico, cabe destacar igualmente, el préstamo de 200.000 euros que se ha obtenido de Caja Castilla – La Mancha, “lo que garantiza el pago a todos los proveedores de estas obras”. Aunque es mucho lo que se ha avanzado en los últimos meses, diferentes cuestiones han llevado a que a día de hoy sean todavía muchas las actuaciones por realizar como por ejemplo el pulido del suelo, el arreglo de la capilla, la instalación del cableado eléctrico y de la megafonía, además de montar otras estructuras como el antiguo confesionario, la capilla bautismal o enmarcar algunas imágenes.

Dentro de este proceso de reforma de la Iglesia de Madre de Dios han sido diversas las pruebas de pintura e iluminación que se han realizado para conseguir el efecto estético que se merece este edificio que pasa por ser el templo de mayores dimensiones de toda la diócesis de Ciudad Real.

Uno de los aspectos más destacables de estas obras es la decoración de los suelos que aparecerá con una forma ajedrezada, parecida a la que existía, pero con la novedad de que las baldosas de 40 x 40 se alternarán en color crema y en color rojizo “lo cual resultará muy llevadero visualmente y nada monótono”. Otro de los apartados donde el Consejo coordinador de esta reforma ha puesto un mayor interés es en la nueva decoración que mostrará el altar mayor, cubierto hasta el momento por un telón de terciopelo rojo, el cual ha sido sustituido por un retablo de planta neoclásica con algunos toques herrerianos destacando su sobriedad y su elegancia.

Este retablo consta de tres calles, apareciendo en la central la hornacina de la Virgen mientras que en las dos calles laterales se tiene previsto situar una serie de obras iconográficas con temática mariana. Para conseguir el mejor resultado posible, el Consejo de Economía de la Parroquia de Madre de Dios acordó en una reciente reunión convocar un concurso pictórico dirigido tanto a artistas locales como del resto de la provincia de Ciudad Real para que presenten un presupuesto y unos bocetos “de las pinturas que van a focalizar la atención de los fieles”. El programa iconográfico que se propone para este concurso sería el Nacimiento de Jesús, el Descendimiento y la Coronación de la Virgen o la Ascensión, siendo el plazo límite para la presentación de los bocetos el domingo de Resurrección, “debiendo estar acabados los cuadros para finales del mes de agosto”.

Uno de los elementos más destacados de estas tres pinturas propuestas es que dos de ellas deben tener unas dimensiones de 2.80 x 1.45 m, mientras que la tercera tiene que tener 94 cm de alto x 1.70 de ancho, comentando los responsables de este concurso que “en >breve se publicarán las bases detalladas, incluyéndose igualmente toda la información dentro de la página web oficial del Ayuntamiento de Almagro”, añadiendo que “se quiere focalizar en estas obras de arte la expresión que este templo dedicado a la madre de Dios, siendo pedagógico gracias a la pintura o la escultura, ya que puede que más adelante aparezca algún tipo de relieve, siendo un verdadero reto y desafío para los artistas que se presenten a este concurso”.

Finalmente, desde los micrófonos de Onda Almagro se lanzó un mensaje de agradecimiento a todos los almagreños y almagreñas que han colaborado en las obras de un templo “que está al servicio de todos, siendo una obra de interés general y social, habiéndose implicado todo el pueblo lo cual es un orgullo” añadiendo que “el propio Ayuntamiento de Almagro ante la petición del Consejo de Economía de la Parroquia de Madre de Dios de que se le eximiera del pago de la licencia de obras respondió con una carta en la que se planteaba la concesión por parte del consistorio almagreño de un donativo de 4.000 euros para esta reforma”.