Sus Majestades los Reyes de Oriente llevan la ilusión a los pequeños y mayores de Almagro

pages

Melchor, Gaspar y Baltasar visitaron la residencia de ancianos antes de recorrer el centro de la ciudad encajera andando hasta la Plaza Mayor donde esperaban cientos de niños y niñas de todas las edades.

 

La ilusión ha vuelto a brillar hoy en Almagro. Los responsables han sido sus Majestades los Reyes de Oriente que, un 5 de enero más, han llegado a la ciudad encajera para repartir amor, salud, paz y también juguetes. A las cuatro de la tarde en punto, Melchor, Gaspar y Baltasar llegaban a la residencia de mayores “Campo de Calatrava”. Esperaban en su interior, los ancianos residentes acompañados de sus familiares y un grupo de integrantes de la Banda Municipal de Música.

Al ritmo de pasodobles, canciones populares y villancicos, los Reyes Magos han charlado con los ancianos y han repartido un obsequio a cada uno de ellos. A continuación y tras su séquito, sus Majestades han descansado y recuperado fuerzas en el conocido como Almacén de Fúcares. Lugar del que han partido caminado, parándose, haciéndose fotos con todo niño que quería saludarlo hasta llegar a la céntrica Plaza Mayor.

Como es tradición, primero, Melchor, luego Gaspar y a continuación Baltasar han ido a adorar al Niño Jesús representado en el belén viviente. Tras el simbólico acto, han subido al balcón del Ayuntamiento para saludar a todos los vecinos de Almagro. El alcalde, Daniel Reina, ha sido el encargado de agradecer la visita a los tres Reyes. Tras sus palabras de bienvenida y los mensajes de sus Majestades, una nube de pelotas, chucherías y caramelos han volado y caído en las manos de pequeños y mayores que se han dado cita en la Plaza Mayor.

La visita de sus Majestades de Oriente ha finalizado con la tradicional cabalgata. Este año ha contado con cuatro carrozas, una de ellas totalmente renovada por el Ayuntamiento de la ciudad. Casi 800 kg de caramelos han compartido los Reyes y su séquito de honor con los niños y niñas de Almagro. *Ver imágenes*