Consumo ofrece recomendaciones para elegir los juguetes más adecuados con motivo del Día de Reyes

Cronista

Es aconsejable ayudar a los más pequeños a escoger unos juguetes seguros y acordes a su edad y madurez

 

Con la llegada del Día de Reyes, toca pensar en el juguete más adecuado para los niños. Por ello, la Dirección General de Salud Pública y Consumo ofrece una serie de consejos útiles a los ciudadanos a la hora de adquirir un juguete que se pueden consultar a través de las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMIC). La técnico responsable, Mari Cruz Barrajón, dio algunos de estos recomendaciones en la sección dedicada al consumo de la emisora local, Onda Almagro.

Es muy importante tener siempre presente que las características de estos productos tienen que conjugarse con su seguridad y adecuarse a la edad y el desarrollo de madurez de los niños.

Asimismo, es conveniente realizar una elección adecuada en torno a criterios educativos y lúdicos, evitándoles dejarse llevar por la intensa publicidad que se lleva a cabo durante estas fechas lo que, en ocasiones, trae consigo conductas de cansancio temprano en su utilización o, incluso, de cierta decepción respecto a las expectativas que los anuncios publicitarios puedan haberles generado.

Algunas recomendaciones

En este sentido, la Dirección General de Salud Pública y Consumo de Castilla-La Mancha recomienda observar, verificando el etiquetado, que los materiales con los que están fabricados los juguetes no sean tóxicos.

Es importante vigilar la presencia de aquellas piezas del juguete que por su pequeño tamaño, de forma separada, puedan suponer un riesgo para la seguridad de los niños y niñas. Del mismo modo en lo que se refiere a partes afiladas o bordes cortantes.

Hay que asegurarse de que la pintura incorporada a los juguetes no sea tóxica y evitar adquirir juguetes que desprendan un fuerte olor, pues podría indicar que contiene elementos volátiles en el plástico que pueden ser nocivos para la salud.

Se aconseja elegir juguetes cuya composición y diseño resulte lo más ecológico posible, atendiendo al impacto ambiental de los residuos que generen y también de los materiales empleados para su fabricación. Por ejemplo, son preferibles al respecto los juguetes hechos con materiales renovables –como madera, cartón u otros- que los fabricados mediante procesos industriales, con materiales sintéticos, plásticos, etcétera.

También se recomienda priorizar los juguetes participativos que permitan jugar con hermanos y amigos, compartirlos siempre que sea posible y evitar los juegos y juguetes de contenido bélico o sexista. Cuánto más educativos mejor, por lo que es conveniente no olvidar que el juego es una forma de aprendizaje.

Así, se pueden considerar también otro tipo de regalos como libros, ropa, material deportivo, etcétera.

Es conveniente leer siempre las etiquetas, reglas e instrucciones del juego o juguete que se vaya a adquirir. En el etiquetado deben aparecer, al menos, el nombre y marca del producto; razón social y dirección del fabricante o importador o vendedor; advertencias de uso y restricciones de edad, en su caso; especificaciones de la potencia máxima, tensión de alimentación que necesita y consumo energético en juguetes de funcionamiento eléctrico.

También debe figurar de forma visible la marca CE que acredita que el fabricante o distribuidor garantiza que el juguete cumple con las exigencias esenciales de seguridad contenidas en las normas comunitarias.

Otra de las recomendaciones es conservar el ticket de compra y pedir la garantía del juguete, si procede.