El centro de la Mujer de Almagro participa en la jornada para presentar el programa ‘Contigo’ para la prevención de agresiones y abusos sexuales

Gala del Deporte

Se trata de un servicio especializado creado por el Ejecutivo regional para la prevención e intervención integral en materia de agresiones

 

El Instituto de la Mujer organizó unas jornadas de prevención y sensibilización de las agresiones y abusos sexuales con la presencia de representantes de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, a la jefa de la Unidad de Violencia de Género de la Subdelegación del Gobierno, Mª Ángeles Pérez, y a profesionales de los centros de la Mujer y recursos de acogida de la provincia de Ciudad Real. La psicóloga del centro de la Mujer de Almagro, Teresa Sánchez, participó de la jornada.

Unas jornadas en las que se presentó el programa ‘Contigo’, un servicio especializado creado por el Ejecutivo regional para la prevención e intervención integral en materia de agresiones y abusos sexuales que incluye la asistencia psicológica y jurídica a mujeres mayores de 18 años víctimas de agresiones y/o abusos sexuales fuera del ámbito de la pareja.

En Castilla-La Mancha se ha creado este servicio especializado para atender de manera integral a las mujeres víctimas, y se ha hecho siguiendo las recomendaciones del Consejo de Europa y del Pacto de Estado contra la violencia de género, completando así el trabajo iniciado desde la prevención con las misiones pedagógicas.

En este sentido, la directora provincial del Instituto de la Mujer en Ciudad Real, Carmen Pimienta, explicó que la Ley por una Sociedad Libre de Violencia de Género recoge estos aspectos relativos a la agresión sexual, el abuso y el acoso. “Es la violencia de género por antonomasia, y ha sido siempre un objetivo del machismo reprimir, controlar, dominar y utilizar la sexualidad de las mujeres”, informa a través de nota de prensa. Pimienta señaló que “iniciativas como el programa ‘Contigo’ tienen más sentido que nunca, y sensibilizar a la sociedad es tarea de todas y todos para conseguir que la víctima deje de sentir culpa y vergüenza, y que sea el agresor el que se vea como la bestia que es”.