La oficina de Turismo de Almagro cumple 50 años

Sicted

El 19 de diciembre de 1968 se inauguró oficialmente la oficina, situada en el edificio de la antigua cárcel, ahora Biblioteca Municipal

 

Almagro está de celebración. Hoy, hace 50 años se inauguraba la primera oficina de Turismo en Almagro. El director general de Promoción del Turismo, Antonio Rodríguez Acosta, se desplazó hasta la ciudad encajera para ser testigo de esta inauguración que también contó con la presencia de los gobernadores civiles de Ciudad Real, Albacete y Toledo, así como de los presidentes de las diputaciones de las entonces cuatro provincias manchegas y de delegados de Información y Turismo como relata el diario Lanza en su edición del sábado 21 de diciembre de 1968.

Sabemos que la inauguración fue dos días antes, por el acta de la sesión de Plenos que se conserva en el Archivo Municipal que así refleja que la inauguración tuvo lugar ese 19 de diciembre. Aunque la oficina abrió sus puertas meses antes. El periódico Lanza del 6 de diciembre de 1968 menciona en una noticia breve la “condecoración merecida”, medalla de bronce al mérito turístico, al alcalde Antonio Cárdenas y Benito impuesta por el ministro de Información y Turismo “por su constante labor en bien del incremento turístico en Almagro que merced a la actividad que viene ejercitando el señor Cárdenas, es el fruto de las continuas visitas de españoles y extranjeros que hacen la ruta cervantina”. En este artículo, se menciona que la Oficina de Turismo ya había abierto sus puertas. Siguiendo el rastro por el periódico provincial también hemos sabido que se estaban realizando las obras de la nueva oficina en febrero de 1967. El Ayuntamiento guarda los planos y los dibujos de lo que luego fue el mobiliario (sillas, mesas, armarios…) de la Oficina de Turismo, “al más puro y típico estilo manchego”. Algunos de estos muebles se conservan en dependencias y edificios municipales como la mesa que sirva para recrear lo que pudo haber sido el despacho de los Fugger en el conocido como Almacén de los Fúcares, sede de la Universidad Popular.

La primera Oficina de Turismo se instaló en el edificio que albergó la cárcel, ahora sede de la Biblioteca y Archivo Municipal en la entonces calle José Antonio Primo de Rivera, ahora Mayor de Carnicerías. Agustín Gómez Martínez, concejal del 3 de febrero de 1967 al 5 de febrero de 1974, fue su responsable hasta aproximadamente 1985. Algunos almagreños también recuerdan a su hija María de las Nieves tras el mostrador ya que ayudaba a su padre cuando tenía que ausentarse.

En 1985, la antigua cárcel fue cedida a Sanidad para la construcción de un centro de salud. Por esta razón, la Oficina Municipal de Turismo se trasladó, aunque se ha perdido la pista del tiempo que aún se mantuvo en este edificio. Lo que sí se sabe que el inicio de las obras del centro de salud está fechado a principios de 1988.

La segunda sede fue el número 5 de la calle Mayor de Carnicerías. El Ayuntamiento arrendó este local en 1989 para esta función específica. Pero al igual que la primera sede en la misma calle, la oficina abría de horario no concreto, de manera esporádica y sobre todos los fines de semana. Hace tan solo unas décadas, Almagro ya era uno de los pueblos más visitados de la provincia pero el volumen de turistas nada tiene que ver con los actuales. A finales de los 80, el turista podía visitar tres espacios, el Corral de Comedias, el Teatro Principal que abrió sus puertas el 1 de octubre de 1988 y un año después en 1989, el Museo Nacional de Teatro. Había incluso una entrada “ticket” conjunta para visitar estos tres lugares.

Santiago García Caballero, ordenanza del Ayuntamiento, había comenzado años antes, tras la jubilación de Agustín Gomez, a encargarse de la oficina de turismo. Básicamente su función era abrir la oficina para dar información a los turistas que llegaban a Almagro. Una labor que compaginaba con mostrar el Corral de Comedias. “Santiaguito” como se le conocía en Almagro es una referencia en Almagro si se habla de turismo. Son pocas las personas en Almagro que no hayan conocido u oído hablar de Santiago, en especial si tienen algún tipo de relación con el sector turístico almagreño. García Caballero tiene hasta una calle con su nombre. Cuando el turismo comenzó a crecer, el Ayuntamiento contrató a Concepción González Dotor en el año 1990. Sustituía a Santiago García en el Corral de Comedias pero sobre todo en la oficina de turismo durante los fines de semana. También estuvo en esta oficina de Turismo María de la Consolación Molina Escobar durante las obras del Teatro Municipal entre septiembre de 1992 y junio de 1993. Este local también fue taquilla del Festival Internacional de Teatro Clásico entre los años 1990 a 1993.

La oficina de la calle Mayor de Carnicerías compartió durante un tiempo su sede con un grupo de encajeras al menos durante el año 1994. El Ayuntamiento les cedió el local para poder hacer encaje, mostrar y vender esta artesanía. La idea era formar una cooperativa de encajeras que no fraguó. Pero durante este año de 1994 al menos, se colocó un panel con información turística y las mujeres también informaban a los turistas.

La tercera sede de la Oficina de Turismo fue el Palacio de los Condes de Valdeparaíso. 1996 comienza con la apertura de esta nueva oficina. Según acta del pleno del 24 de enero de 1996, la Diputación Provincial cede dos habitaciones al Ayuntamiento como oficina de información turística. Sacramento Prieto García es su responsable. Desde entonces ha sido y es hasta ahora la responsable de la oficina municipal de Almagro. Con su llegada, la oficina se regulariza, coincidiendo con los años que el sector turístico comienza a profesionalizarse. La oficina ya tiene un horario fijo, se abre todos los días del año, excepto los lunes que se mantiene “exactamente igual que 23 años después, de 10 a 14h y de 16 a 19 horas” ha dicho Sacri durante la entrevista realizada en Onda Almagro. Durante estos años de finales de los 90 y principios del 2000, Montserrat Maldonado también pasa por esta oficina que fue además sala de exposiciones.

Sacri tiene muchas anécdotas, ha pasado la mayoría de su vida en la oficina. Con más cariño, recuerda la amistad que surgió con dos turistas alemanes, Peter y Heidi. Desde su primera visita a la ciudad encajera hace 15 años, gracias a la ayuda que les brindó Sacri con un problema que tuvieron, comenzó a gestarse una relación muy especial: “Han hecho parada siempre en Almagro, cada año que han visitado España hasta que falleció Peter hace un año “me he carteado con ellos, hablar por teléfono, han conocido a mis hijos, tengo regalos suyos…son las cosas bonitas que te llevas en el corazón en este trabajo”, ha expresado Sacri Prieto.

Valdeparaíso fue el punto de información turística de Almagro hasta 2002 que se traslada al Ayuntamiento, en la habitación que fue la Comisaría de la Policía Local, justo al lado de la puerta de entrada del Consistorio. Sacri tampoco está sola en esta oficina, Nieves Gómez Prado entra a formar parte del equipo de trabajadores de los espacios turísticos, gestionados por el Ayuntamiento. En este pequeño espacio estuvo hasta el 30 de mayo de 2014 que abrió sus puertas en su actual ubicación, en el Ejido de Calatrava que comparte con la asociación para el Desarrollo del Campo de Calatrava. El 27 de junio de ese mismo año se inauguró oficialmente el Centro Recepción de Visitantes, para recibir a todos los turistas que llegan a la comarca del Campo de Calatrava. Sacri, Nieves, junto a Elena, Ángela, Isidro, Victoria… son ahora la cara y la sonrisa que reciben los primeros turistas que llegan a Almagro.

El concejal de Turismo, Pedro Torres, ha destacado la importancia de la oficina de turismo para la imagen de Almagro “es la primera cara de Almagro para muchos turistas, esa primera impresión tiene una importancia decisiva y a ese respecto destacar la tarea de la oficina de Turismo y de Sacri, en particular”.

Primera oficina municipal de la provincia

Por el año de su creación, debió ser la primera oficina municipal de turismo de la provincia. Solo Ciudad Real, capital contaba con una oficina de información turística de la provincia. En la década de los 60, España comenzaba a cambiar y también su turismo. Las corporaciones municipales de estos años supieron verlo y apostaron por su promoción. Prueba de ello es la creación de la oficina municipal de turismo, primer paso de muchos otros que continuaron y han continuado los posteriores alcaldes, concejales de distintas formaciones políticas que siempre han apostado por potenciar el turismo, con la cultura y el patrimonio como ejes principales, en Almagro.

En estos 50 años, Almagro ha pasado de ser un pueblo visitado y conocido en la provincia y en Castilla-La Mancha para convertirse en destino turístico de más de 100.000 personas al año procedentes de todo el mundo. Cuenta con más de 1.500 plazas hoteleras, hace dos décadas apenas había una decena de establecimientos hosteleros.

El concejal de Turismo, Pedro Torres, ha hablado durante la entrevista de la evolución del turismo en estos años en calidad y cantidad: “Ha cambiado muchísimo España y por consiguiente Almagro, en cuanto a cantidad las cifras que manejamos hoy en Almagro y en toda España no tiene comparación con las del año 68 y además el turismo se ha democratizado y el sector se ha profesionalizado”. Sobre el perfil del turista, la actual responsable de la Oficina de Turismo ha indicado que el turista llega con más información, con ganas de conocer más cosas, de estar más tiempo, pero las preferencias de disfrutar, comer bien y tener las mayores comodidades, si es posible al mínimo coste, eso no ha cambiado.

Almagro es Conjunto Histórico-Artístico desde 1972, cuenta con varios edificios Bien de Interés Cultural; es Destino Almagro gestionado por el del Sistema Integral de Calidad en Destino, SICTED desde 2014; ha sido Mejor Destino Turístico de interior en 2016; forma parte de la asociación de los Pueblos Más Bonitos de España; es sede del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro desde 1978 y de otros festivales como el Iberoamericano de Teatro Contemporáneo.*Ver algunas imágenes*