El CELCIT agradece al fundador del Festival del Sur-Encuentro Teatral de Tres Continentes su colaboración con el teatro iberoamericano

fitca

Antonio Lozano recibió de la mano de Luis Molina, una placa de reconocimiento, antes de la representación de su obra Me llamo Suleimán, dirigida por Mario Vega que inauguró el XVII Festival Iberoamericano de Teatro Contemporáneo en Almagro.

El XVII Festival Iberoamericano de Teatro Contemporáneo de Almagro ya ha comenzado. Arrancó en la noche de ayer, sábado, con la representación teatral Me llamo Suleimán, dirigida por Mario Vega y protagonizada por Marta Viera.Antes, palabras de bienvenida de Luis Molina, director del Festival y del Centro Latinoamericano de Investigación e Interpretación teatral, CELCIT, del presidente del Ateneo, José Antonio Prieto, entidad colaboradora y de Consuelo Pérez, en representación del alcalde de Almagro, Daniel Reina, que no pudo asistir y homenaje merecido a Antonio Lozano, precisamente autor de la obra que abrió el Festival, fundador del Festival del Sur-Encuentro Teatral Tres Continentes de Agüimes (Canarias), además de escritor y profesor.

El director del, Luis Molina, agradeció de corazón la labor iniciada por Lozano en Agüimes hace treinta años cuando era concejal de Cultura. Molina le dirigió unas emotivas palabras antes de visualizar un video creado para la ocasión sobre su trayectoria profesional al frente del citado festival. “Esta edición del festival de Almagro se lo dedicamos a él”. Por su parte, la secretaria de Alcaldía, leyó el mensaje preparado por el alcalde que, en esencia, ha repetido en los últimos actos públicos que ha participado el regidor almagreño de apoyo a La Veleta, “conscientes de los momentos difíciles que atraviesa que pueden poner en peligro su continuidad (…) y el descalabro cultural que supondría para nuestro pueblo y para la cultura en general (…) “estamos empeñados en salvarlos y en logar que Elena y Luis puedan vivir una vida libre de sobresaltos, pero el desafío nos sobrepasa: nosotros solo no podemos, necesitamos la ayuda de instituciones de mayor entidad y la de todos los ciudadanos conscientes y preocupados por la cultura”.

José Antonio Prieto tomó la palabra, a continuación para manifestar tres cuestiones: “Nuestro reconocimiento a la organización de este Festival; nuestra gratitud porque en esta labor incansable, titánica de Luis Molina ha conseguido que compartamos y converjamos el objetivo común de los ateneistas que parte del convencimiento de que solamente desde la Cultura podemos encontrar soluciones a estos tiempos tan convulsos que nos han tocado vivir, la Cultura es el camino y es la solución y nuestro apoyo al Festival, al CELCIT y al Teatro La Veleta”. El acto de inauguración finalizó con las palabras de Antonio Lozano que agradeció el homenaje y compartió con los asistentes. Una breve intervención en la que también dejó claro la relevancia y el lugar privilegiado que debe ocupar la Cultura en la sociedad, en una sociedad que quiera avanzar.

Aquí tenéis, Blas de Otero y amigos este domingo

Hoy, el domingo, a las 20 horas en el Teatro Municipal se representará Aquí tenéis, Blas de Otero y amigos, de la mano del grupo aragonés El Silbo Vulnerado. Trasladar el mundo del poeta Blas de Otero al escenario es el objetivo de esta obra. El título principal, ¡Aquí tenéis!, corresponde al comienzo de dos poemas suyos: A la inmensa mayoría escrito en 1951 (Pido la paz y la palabra, 1955) y Aquí tenéis mi voz… (En castellano, 1959). A finales de los años cuarenta, el poeta sostiene una tensión entre sus creencias religiosas y el inconformismo (“desarraigo”) con el orden del mundo. Poco a poco, su voz dejará las imprecaciones a Dios para pasar “del yo al nosotros”. La voluntad de trascender (“definitivamente cantaré para el hombre”) le sitúa en el territorio de la llamada “poesía social”, donde destacará tanto por su preocupación formal, clasicista, como por sus formas innovadoras en aquel momento.

En su obra, Blas de Otero aporta elementos autobiográficos: su niñez, su familia, sus vivencias por el mundo, sus años en París y en Cuba, sus pasiones musicales, sus lecturas poéticas, o su ahogo en la España franquista. Blas de Otero es fuente de información de su tiempo. Información que pasada por el verso purificador, se convierte en su más reconocido estilo. Su yo poético no dialoga con el papel en que escribe, busca implicar al lector, al oyente. Hoy nos siguen sorprendiendo sus sonetos, capaces de cantar el recorrido vital de un hombre, como hiciera Quevedo. Complementa la visión de la época de oro de la “poesía social”, una selección de poemas presentados bajo esta etiqueta. Todos ellos escritos por poetas que en determinados momentos estuvieron muy cercanos. Así, los poetas de la Escuela de Barcelona, que intentaron su autonomía como generación y, para marcar distancias, llamaron a la suya “poesía cívica”. El festival retomará las representaciones el viernes 6 de octubre. La entrada general para todos los espectáculos costará 12 euros, con descuentos del 50% para socios del Ateneo, carnet joven y tercera edad, así como grupos de más de 10 personas. Los espectáculos familiares tendrán una entrada general de 5 euros, sin descuentos. Este Festival cuenta con las ayudas del INAEM del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, Iberescena, la Diputación Provincial de Ciudad Real y el Ayuntamiento de Almagro, y la colaboración del Ateneo de Almagro y la Asociación para el Desarrollo del Campo de Calatrava.*Ver imágenes*