Las fiestas populares de julio finalizaron con la procesión de Santa Ana

santaana

La persona más longeva de Almagro recibió una placa y ramo de flores en el día dedicado a los abuelos

La procesión de Santa Ana en la tarde de ayer, miércoles, puso fin a las fiestas populares que durante este mes se han celebrado en Almagro. Como es tradición, el barrio de la Magdalena fue fiel a su cita con la santa que da nombre a uno de los barrios con más arraigo de la ciudad. Días después, el barrio de San Pedro celebró la festividad de Santiago Apóstol con verbena y baile como lo hizo La Magdalena.

Pero también, la imagen del patrón de España recorrió las calles del barrio acompañado de la banda de cornetas y tambores de Santiago Apóstol. Ayer, día de Santa Ana, vecinos de su barrio y de otros puntos de la ciudad, quisieron también acompañar la imagen de la santa finalizada la misa en su honor. Una hora antes, la Hermandad de la Esclavitud de la Santa Vera Cruz que cuida todo el año a Santa Ana, y los concejales Marián Ureña y Jesús Santacruz y el presidente de la Hermandad, Antonio Vidal hicieron entrega de una placa y un ramo de flores a la persona más longeva de Almagro.

Rosario González Rasero es la abuela más anciana de Almagro. Acompañada de sus tres hijos, de nietos, biznietos y más familia recibió este sencillo homenaje en el día dedicado a los abuelos. Rosario trabajó en el campo durante su infancia y juventud hasta que se casó que, como muchas otras mujeres de Almagro, compaginó la crianza de sus hijos con “la almohadilla”, horas de encaje de bolillos para sacar algún dinero extra, imprescindible en esos años, para el sustento familiar. Rosario se mostró emocionada y contenta. Su madre también recibió hace más de 30 años este reconocimiento. En su casa, guarda enmarcado, el diploma que recibió su madre, del mismo nombre, en el año 1984. Rosario Rasero vivió cien años, su hija- que goza de buena salud- cumplió 99 años el pasado 24 de mayo.  *Ver imágenes*