Martes, 28 Mayo 2024
A+ R A-

Hemeroteca Años

Los cocineros Jesús Villarejo y Víctor García Chocano realizan un viaje por la cocina de Cervantes

  • Publicado el Lunes, 24 Julio 2017 12:33
showcooking

A través de un showcooking, dos cocineros manchegos pusieron en escena tres recetas tradicionales de El Quijote que pudieron degustar el público que se dio cita en la mañana del sábado en el Claustro del Museo Nacional del Teatro. Tendremos la oportunidad de realizar un viaje por la cocina de Cervantes, ésa que, posiblemente, conocería en tantas posadas, mesones y otras casas de comer, como se llamaban entonces, lugares en los que Cervantes se encontraba más agusto.

En ellos se encontraba con la gente sencilla, verdaderos filósofos y personajes peculiares de quienes aprender con alegría. Víctor García Chocano, cocinero del restaurante “Las Cancelas” de Alcázar de San Juan, cocinó ante el público el guiso de las bodas de Camacho, plato principal de uno de los festines por excelencia de la literatura universal, que aparece en la 2ª parte del Quijote. Jesús Villarejo, un joven chef almagreño, realizó Atascaburras en buñuelo, huevo y nueces y Manjar blanco, miel y almendras.

La atascaburra es un plato a base de bacalao, parecido a la brandada que cita Cervantes en su novela, como unas raciones de pescado que se comían en Viernes Santo en todas las ventas. También se pudo degustar una versión dulce del manjar blanco, uno de los platos favoritos de Sancho Panza:

“Acá tenemos noticia, buen Sancho, que sois tan amigo de manjar blanco y de albondiguillas, que si os sobran las guardáis en el seno para el otro día”

El Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro ha querido rendir un homenaje a la cultura gastronómica y celebramos el placer de comer que representa el deseo de vivir de Cervantes. En colaboración con la Diputación Provincial de Ciudad Real se ha llevado a cabo un triple maridaje: patrimonio literario, gastronómico y arquitectónico del bello Claustro del Museo del Teatro se entrelazan en esta jornada del Festival. Tras la exhibición, asistentes y visitantes, disfrutaron de unas migas en la Plaza Mayor en colaboración con el Ayuntamiento de Almagro.