Domingo, 22 Septiembre 2019
A+ R A-

Hemeroteca Años

La asociación de padres del colegio Diego de Almagro coloca carteles para solicitar que los dueños de perros recojan sus excrementos

  • Publicado el Martes, 07 Febrero 2017 14:14

Cacas Perros

El servicio de limpieza del Ayuntamiento de Almagro barre de lunes a viernes la calle del centro educativo antes del inicio de las clases y de la salida de los escolares

La asociación de madres y padres del colegio Diego de Almagro, en nombre de la comunidad educativa del centro escolar ha colocado carteles para mostrar su malestar por los excrementos de perros que, a diario, encuentran el Paseo, donde se ubica, la entrada del colegio. Todos los días los menores del centro educativo tienen “encuentros “con estas cacas que los dueños de animales poco cívicos dejan; mostrando escaso o nulo respeto hacia lo que es común, en este caso las aceras”, dice el AMPA a través de nota de prensa.

El servicio de limpieza del Ayuntamiento de Almagro barre de lunes a viernes la zona de entrada del centro antes del inicio de las clases y antes de la salida de los escolares. También la Policía Local ha visitado a las personas que dejan comida para los gatos en varias zonas de la ciudad de la zona para recordar la ordenanza de Convivencia Ciudadana, aprobada en enero de 2012. Tiene un artículo dedicado a los residuos orgánicos en el que se especifica que las personas que conduzcan perros u otros animales deberán impedir que éstos depositen sus deyecciones en las aceras, calles, paseos, césped, jardines y, en general, cualquier lugar dedicado al tránsito de peatones o juegos infantiles. Los propietarios o responsables de los animales deberán recoger los excrementos sólidos que los mismos depositen en la vía pública.

El concejal de Educación, Pedro Torres, explica que se toman medidas para paliar el problema y apela al comportamiento cívico, de respeto a los vecinos de los dueños de animales. Por último, la asociación de padres y madres, explica que con la puesta en marcha de esta iniciativa, intenta que “ciertas conductas sean vergonzantes socialmente para quien las realiza, de tal forma que socialmente se vea claro el rechazo que no recoger las cacas conlleva”