40 alumnos concluyen con éxito los cursos de atención en sala desarrollados en Almagro y Ciudad Real

Camara de comercio

Los inscritos en las acciones formativas que se iniciaron el pasado mes de octubre han recibido los diplomas acreditativos de unas actividades puestas en marcha por la Cámara de Comercio y la Diputación Provincial con el objetivo de potenciar el sector turístico y hostelero en la provincia.

40 alumnos, en su mayoría profesionales del sector hostelero, han concluido con éxito los dos cursos centrados en la atención en sala en hostelería y turismo que ha organizado la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Ciudad Real con la financiación de la Diputación Provincial. Ambos cursos se iniciaron el pasado mes de octubre y se han desarrollado en el Parador de Almagro y en la Escuela de Hostelería Tastevin de la capital con el objetivo de potenciar el turismo y la hostelería y mejorar la profesionalización de los trabajadores de este importante sector económico.

Ciudad Real, José María Cabanes, agradeció la implicación y la constancia del alumnado, al tiempo que valoró la apuesta de la Diputación Provincial por dinamizar el sector turístico y hostelero. Además, Cabanes manifestó que la hostelería es fundamental para el desarrollo del turismo e indicó que la Cámara de Comercio siempre será un aliado estratégico para alcanzar este objetivo, informa la Cámara de Comercio a través de nota de prensa. Por parte de la Diputación Provincial, el diputado Dionisio Vicente destacó la importancia de este tipo de iniciativas y la calidad del programa y subrayó que desde la Diputación se ha puesto en marcha una línea de trabajo de apoyo a un sector “clave” que “debe ser un motor de la provincia”. Así, se felicitó por el hecho de que los profesionales se interesen por seguir actualizando su formación y mejorando su capacidad y agradeció la colaboración de la Cámara de Comercio en este sentido. Dionisio Vicente también afirmó que cursos como éste redundan tanto en las empresas de los participantes como en la economía provincial, ya que “los sectores hotelero, hostelero y gastronómico son fundamentales para conseguir que un turista vuelva a un territorio y lo recomiende”.

Los 40 alumnos que han recibido los correspondientes diplomas acreditativos  han aprendido durante su formación a supervisar todo tipo de servicios de alimentos y bebidas en el sector de la restauración, a preparar elaboraciones culinarias a la vista del comensal y a aplicar al cliente el protocolo correspondiente. Del mismo modo, el profesorado les ha instruido en cuestiones como asesoramiento sobre el maridaje para cada plato y todas las técnicas y conocimientos necesarios para ofrecer un servicio de calidad.