Viernes, 26 Abril 2019
A+ R A-

Un grupo de senderistas almagreños alcanzan la cima del techo de la Península Ibérica: El Mulhacén

  • Publicado el Miércoles, 28 Septiembre 2016 02:00

Mulhácen

Después de 28 kilómetros y 9 horas de caminata, llegaron a la cumbre más alta situada en Sierra Nevada

Un grupo de 14 senderistas participantes de las Jornadas de Senderismo que organiza la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Almagro, se propusieron el pasado sábado alcanzar en una sola jornada la cima del techo de la Península Ibérica, el Mulhacén, con sus 3479 metros de altitud, en pleno Parque Nacional de Sierra Nevada, en Granada.

El inicio de esta ascensión comenzó sobre las nueve y media en el Área Recreativa Hoya del Portillo, a unos diez kilómetros de la localidad alpujarreña de Capileira, y sobre los 2.000 metros de altitud, desde aquí un recorrido de ocho kilómetros de ascenso suave hasta alcanzar el refugio de Poqueíra, siguiendo el curso del río del mismo nombre, y avistado siempre a lo lejos, la cima del Veleta, 3396 metros de altitud, y la del Mulhacén. Una vez alcanzado el refugio de Poqueíra, y repuesto fuerzas, emprendieron el tramo más duro de la jornada, (con pendientes del 38 por ciento y sobre todo acusando el mal de altura que puede empezar a producirse a partir de los 2.500 metros de altitud, al disminuir la presión atmosférica y llevar los alveolos menos oxigeno al resto del organismo);  siguiendo el curso del río Mulhacén, hasta alcanzar la Laguna de la Caldera, donde se encuentra el refugio Vivac de la Caldera, y desde donde se divisa ya la cima del Mulhacén,  y la fuerte pendiente que hay que superar para alcanzarla.

“Aquí el ascenso se hace lento,  paso a paso y prácticamente se necesita caminar más de una hora para cubrir un kilómetro”, explica el coordinador y guía de las rutas senderistas almagreñas, José Vicente Gómez que también expresa que las impresionantes vistas sobre la cara norte del Parque Nacional, y la cercanía de la cima animaron a los senderistas a realizar un último esfuerzo titánico para tocar prácticamente el cielo. Una vez  conquistada la cima, tomar un más que merecido almuerzo, reponer fuerzas e inmortalizar la gesta con varias fotos del grupo en el punto geodésico del Mulhacén,  los senderistas emprendieron el descenso, mucho más sencillo, por la cuerda del Mulhacén II y por la vertiente de Siete Lagunas, hasta alcanzar el lugar llamado Prado Llano, lugar donde acceden los autobuses del Parque que acercan a los montañeros a la cima, y desde aquí finalizar la jornada montañera de nuevo en el Área Recreativa Hoya del Portillo sobre las seis y media de la tarde. Un total de 28 kilómetros y 9 horas de caminata por las cumbres de Sierra Nevada para Nieves, Carmen, Lola, Carmen Lara, Yolanda, María José, Ángeles, Manolo, Ángel Vera, José Antonio, Ángel, David, Ricardo y José Vicente que consiguieron su objetivo: llegar al Mulhacén y disfrutar de naturaleza. *Ver imágenes*