Almagro conmemora la reapertura del Corral de Comedias hace 62 años

Corral

 

El concejal de Cultura, Pedro Torres, hizo referencia a los valores simbólicos del singular espacio teatral, único intacto y activo que se conserva en el mundo.

 

Almagro ha vuelto hoy a conmemorar la reapertura del Corral de Comedias. O lo que es lo mismo la fecha más importante para la ciudad, el 29 de mayo de 1954. Por ese día, cuando el Corral de Comedias abrió sus puertas tal y como lo vemos ahora, marcó un antes y después en la ciudad encajera. Abrió sus puertas, de nuevo, al teatro, para lo que se construyó gracias a Leonardo de Oviedo en 1628.

Almagro ha vuelto hoy a conmemorar la reapertura del Corral de Comedias. O lo que es lo mismo la fecha más importante para la ciudad, el 29 de mayo de 1954. Por ese día, cuando el Corral de Comedias abrió sus puertas tal y como lo vemos Hoy, aunque no es 29 de mayo, debido a su coincidencia con la procesión del Corpus Christi representantes de la Corporación Municipal y asociaciones culturales de Almagro ha recordado esta significativa fecha, en un acto sencillo pero cargado de simbolismo, ilusión y ganas de seguir trabajando para que el Corral de Comedias sea reconocido como se merece. Precisamente, uno de las razones que motivó a organizar cada año un acto conmemorativo de la reapertura del Corral de Comedias era hacer visible la relevancia del singular edificio.

Y una buena manera de reconocer el valor este Corral de Comedias, el único que se conserva activo tal y como era, es ser declarado Patrimonio de la Humanidad. El proyecto ya está en marcha oficialmente. El actual Equipo de Gobierno trabaja con la el Instituto para la Conservación de Monumentos (ICOMOS) en un proceso que será largo. Al acto han asistido representantes de asociaciones culturales almagreñas, sus precursores Ateneo y el Centro Latinoamericano de Creación e Investigación Teatral (CELCIT) y una representación de la Corporación municipal, encabezada por su alcalde, Daniel Reina, junto al concejal de Deportes, Jesús Santacruz y el portavoz de la Agrupación de Electores de Almagro, Genaro Galán.

En nombre del Ayuntamiento, el concejal de Cultura y Turismo, Pedro Torres ha destacado el valor del corral de Comedias, haciendo hincapié en lo simbólico y estableciendo vínculos, en ese aspecto, con la obra de Cervantes. El autor más importante de la Literatura Española “había plantado la semilla de la novela moderna y sin embargo, ni él mismo, ni nadie de sus contemporáneo reconoció el valor de su género, ni que El Quijote era una obra maestra”. Tampoco, quienes construyeron el Corral de Comedias de Almagro, albañiles y maestros de obra, sabían que construían una obra maestra.

En esta línea, Torres habló del Corral de Comedias como metáfora de muchas cosas. Son, Cervantes y el Corral de Comedias, los que ocupan hoy la cima de la Literatura española y de los monumentos en Almagro. En referencia a otros monumentos más reconocidos como el Claustro de los Dominicos durante su época. También, Torres hizo referencia a otro valor simbólico del Corral de Comedias: “Es una reliquia viva de la pasión importantísima que arrebató a los españoles en el siglo XVI, el teatro”. Pasión comparable ahora con la que provoca el fútbol. En los siglos XVI y XVII, el teatro reunía a los más cultos de una sociedad y a los analfabetos, fue la pasión que unió a todos y Almagro tiene “la única reliquia. El Corral de Comedias es el único que queda vivo”. Por este motivo, el responsable del área de Cultura del Ayuntamiento de Almagro dijo que “los almagreños, españoles de hoy, tenemos la obligación de cuidarlo y usarlo como se merece. El Corral es “una llama cultural de primer orden que tiene que iluminar desde candelero y no debajo del celemín, puede alumbrar mucho más de lo que está haciendo; el Equipo de Gobierno está por esta labor, al igual que lo hicieron y comenzaron otros antes (…); es tarea de todos”.

En esta misma línea, el representante del Ateneo, Francisco del Río, habló de la necesidad de que todas las asociaciones culturales de Almagro y sus vecinos caminen juntos para conseguir la declaración de Patrimonio de la Humanidad. Hace 62 años Almagro volvió a tener un lugar en la historia de la cultura y del teatro en España, en el mundo y “hemos de trabajar en positivo, cuidando el uso para lo que se creó, y convertirlo en un elemento difusor de la cultura”. Por su parte, Luis Molina, representante del CELCIT abogó una vez más por que el 29 de mayo sea declarado Día del Corral de Comedias y además, que sea el día del teatro y la juventud.

Algo de historia del Corral de Comedias de Almagro

El Corral de Comedias de Almagro es el único que se conserva intacto y en activo desde principios del siglo XVII hasta nuestros días. Los corrales de comedias solían coincidir con los patios de mesones, posadas o casas de vecinos en los que aprovechando sus propias características, se adaptaban para las representaciones de comedias durante el siglo de Oro Español. El Corral de Comedias de Almagro fue construido en 1628 por Leonardo de Oviedo a partir de una remodelación del antiguo mesón del Toro. La reforma consistió en la construcción de un tablado, mientras que en las crujías restantes, donde se ubicaría el público, se imitó el esquema compositivo de la Plaza Mayor. En el siglo XVIII se decreta el cierre de los corrales, transformándose, algunos de ellos en teatros a la italiana, aunque la mayoría fueron poco a poco, demolidos. El patio era utilizado como lugar de acceso al resto de las dependencias que rodeaban su entramado de madera, tanto cuando se utilizó como espacio escénico, como cuando fue mesón. Después, al convertirse en posada de las comedias, las diferentes estructuras fueron cubiertas para el mejor aprovechamiento de un espacio que fue segregado horizontalmente por las propiedades colindantes. Aproximadamente en 1950 este Corral fue descubierto y comprado su patio por el Ayuntamiento en 1952.

El por aquel entonces alcalde Julián Calero defendió su reapertura y restauración tras el hallazgo un par de años antes, cuando se derrumbó un muro de yesería que cubrían las galerías del primer piso del mesón de Toro. Solicitó 30.000 pesetas de subvención a la Diputación Provincial de Ciudad Real para adquirir el inmueble, ya que “se trata de un Corral de Comedias quizá único en España y en buen estado de conservación”. Dos meses después el gobernador civil de Ciudad Real, José María del Moral, informaba de la inmediata restauración del Corral de Comedias. El gobierno central aportó 30.000 pesetas para la obra. Durante su restauración, se encontró una baraja de naipes completa de 1725, al derribarse una antigua chimenea en uno de sus mechinales llenos de paja (huecos). Las cuarenta cartas estaban bien conservadas y rodeadas de paja.

Tras sucesivas restauraciones, en la actualidad funciona como teatro y acoge una intensa actividad, además de durante el Festival Internacional de Teatro Clásico, también el resto del año. El 29 de mayo de 1954 reabrió sus puertas. Como reza una de las crónicas de la época del diario Lanza, “En Almagro, resucita el teatro clásico español”. El Corral de Comedias está distribuido en varias partes: el zaguán, la alojería, el patio, la cazuela, los aposentos o galerías y el tablado. Como curiosidades, el patio se ocupaba por los hombres de clase más baja, ya que si tenías más dinero pagabas algo más, podías sentarte en gradas bajo los soportales; la cazuela- el primer corredor frente al escenario se ocupaba por las mujeres que accedían por una entrada diferente que los hombres, ya que la relación entre ambos sexos no estaba permitida y las personas con mayor poder adquisitivo tenía su sitio junto al escenario. A modo de palcos a la derecha e izquierda del escenario a su misma altura, veían las obras que se representaban en un lugar privilegiado.