Martes, 15 Octubre 2019
A+ R A-

Hemeroteca Años

Los senderistas almagreños realizan una ruta espectacular y de nivel alto, sin salir del término municipal.

  • Publicado el Jueves, 14 Abril 2016 15:43

Senderismo

 

El grupo de caminantes recorrió la distancia que separa Almagro de Moral de Calatrava

El pasado domingo y dentro de las XXIII Jornadas de Senderismo Ciudad de Almagro Primavera 2016 que organiza la Concejalía de Deportes, los senderistas almagreños se aventuraron a descubrir los parajes más espectaculares y sorprendentes del término municipal de Almagro, en una ruta que les llevo desde Almagro a Moral de Calatrava, pasando por la Vereda de San Jorge y la finca de la Dehesilla, conociendo el precioso paraje que describe el arroyo Zamorano cuando cruza el camino de Valenzuela a Moral de Calatrava y cruzando la finca y quintería de la Caridad, con su derruida ermita.

El coordinador de las rutas, José Vicente Gómez, explicó que el tramo más complicado se produjo al subir la sierra de la Umbría que separa el valle del Jabalón de estrecho y precioso valle que forma el arroyo de Montachuelos, en la Dehesa de los Hilares y que coincidió con lluvia. “Desde lo alto de los primero eólicos molinos, las vistas sobre el volcán de la Yesosa y la Sierra de Calzada, con su volcán de la Atalaya fueron formidables”. El grupo de caminantes recorrió cuatro de estos molinos modernos antes de llegar a la valla de la finca ganadera de Darío, desde aquí un descenso pedregoso hasta el pie de monte de la Dehesa de los Hilares y un recorrido por toda esta dehesa de fructíferas huertas hasta volver a ascender para alcanzar la Cañada Real Soriana Oriental, ya en término de Moral de Calatrava y desde aquí coronar el cerro de las Hoyas, con una panorámica perfecta de la ciudad. “Solo nos quedaba para finalizar este soberbio y duro recorrido, la fuerte bajada por la Garganta, hasta llegar a la Plaza de España y el Mercado Municipal donde nos aguardaba la merecida recompensa gastronómica”, continua Gómez en su narración de la ruta. Como resumen, los senderistas comprobaron que no hace falta irse muy lejos para realizar una ruta formidable con mayúsculas.*Ver imágenes*