Jueves, 24 Octubre 2019
A+ R A-

Hemeroteca Años

Las hogueras de San Antón iluminarán la noche almagreña

HoguerasA partir del próximo miércoles 16 se iniciará en la localidad encajera la celebración de la tradicional festividad de San Antón, con sus hogueras, hornazos, subasta y guarrillo, algo típico y esperado con entusiasmo por los almagreños, iniciándose así la festividad de los Santos Viejos.

Para la celebración de San Antón, la Hermandad de San Isidro Labrador y San Antonio Abad, han organizado una serie de actos donde destacará, como viene siendo tradicional, a partir de las 20.00 horas, la quema de la tradicional hoguera en la explanada de la Ermita de San Juan, además de desarrollarse una surtida colección de fuegos artificiales.

Las personas que asistan a esta hoguera, serán obsequiadas por parte de la hermandad almagreña con limonada y somallao, haciendo así más llevadera la fría noche invernal, vendiéndose igualmente los demandados hornazos de San Antón.

Además, como en años anteriores, se ha convocado el tradicional concurso de hogueras, contando con numerosos premios, pudiendo inscribirse a lo largo del miércoles en la Concejalía de Festejos todas aquellas personas interesadas en participar en este concurso.Imagen-de-San-Anton

El programa de actividades organizadas continuará el jueves 17 a partir de las 12.00 horas, con la celebración de la solemne función religiosa en la Ermita de San Juan, repartiéndose posteriormente entre los asistentes los panecillos del santo.
A las 16.00 horas, está previsto que comience la subasta que, año tras año, congrega a numerosas personas que pujan por los diferentes lotes de productos, realizándose al final de la misma el sorteo del famoso guarrillo de San Antón, que como viene siendo habitual, ha sido bautizado con un nombre llamativo, recibiendo el nombre de “Hugo”, entregándose igualmente, en presencia de la autoridad, los premios del concurso de hogueras.

Se desarrollarán así las hogueras de San Antón que desde hace muchas décadas reúnen en Almagro a grandes y pequeños en torno a una tradición en la que todo lo viejo es quemado, en una clara referencia a comenzar el año de la mejor manera, además de “proteger las casas de posibles incendios al celebrar las hogueras” según la creencia popular de los más ancianos de la localidad.