Martes, 12 Noviembre 2019
A+ R A-

Hemeroteca Años

Almagro reconoce a uno de sus insignes almagreños, Manuel Martínez Cerro, por su dedicación, generosidad y amor a su ciudad

  • Publicado el Jueves, 03 Marzo 2016 14:52

Presentación

Su hijo Guillermo, acompañado del alcalde Daniel Reina, ha descubierto la placa de reconocimiento en el Museo del Encaje y Blonda para su principal benefactor. Ha donado más de 7.000 picaos, juegos de cama de encaja, muestrarios, puntillas, piezas de mobiliario…

“Almagreño ilustre, benefactor de este museo, investigador entusiasta, hombre ejemplar” son las palabras con las que el pueblo de Almagro recuerda desde hoy a una de sus insignes ciudadanos, Manuel Martínez Cerro. Es la dedicatoria que se puede leer desde esta tarde en la placa colocada en una de las salas del Museo Municipal del Encaje y la Blonda en reconocimiento a la labor investigativa sobre la historia de Almagro y sus gentes. .

El acto de homenaje ha comenzado con la lectura por parte del concejal de Cultura, Pedro Torres, de la moción presentada por la Agrupación de Electores Ciudadanos de Almagro en el mes de noviembre en la que solicitaba dedicar una de las salas del Museo a la figura de Manuel Martínez Cerro. Iniciativa que toda la Corporación Municipal aprobó por unanimidad, como “representante del sentir de todos los almagreños”.

Martínez Cerro (1932-2015), doctor en Farmacia de profesión y coronel del Ejército de la Marina Española, era hijo del encajero Toribio Martínez. De la mano de su padre conoció el oficio y aprendió a amar y también ha transmitido a su hijo Guillermo que ha estado presente hoy en el acto de descubrimiento de la placa. Guillermo Martínez se ha mostrado emocionado y muy agradecido en nombre de su familia, “mi padre fue principalmente almagreño que fuese mejor o peor persona, que fuese mejor o peor estudioso, él trató de ser lo mejor que podía y os puedo asegurar que como padre fue inmejorable”.

El alcalde de Almagro, Daniel Reina, ha destacado a Manuel Martínez Cerro como una de las personas que como otro almagreño Luis López Condés, homenajeado hace unos días, ha tenido “siempre el bien común como objetivo y meta; a ellos hay que estar agradecido, porque hacen el bien sin tener obligación, con generosidad sin esperar nada a cambio”. Una muestra de este altruismo, de la preocupación por el bien común de Almagro, por el enriquecimiento de su patrimonio, son las donaciones realizadas a ese museo, la recopilación de 150 artículos publicados en prensa desde el siglo XIX o el libro recientemente publicado de la historia del fútbol almagreño desde 1920, sin contar la colaboración desinteresada de cualquier actividad relacionada con su Almagro, “siempre en la cabeza y en el corazón”.

Reina ha expresado la gratitud, en nombre de todos sus vecinos al que ha sido “un almagreño ilustre, un benefactor de este museo, un investigador riguroso, un hombre ejemplar”. A partir de hoy, ha finalizado el regidor almagreño, visitantes y vecinos tienen mediante esta placa, el testimonio sincero de una vida y una obra que no merece más que elogios”. El acto, al que han asistido familiares, su grupo de amigos y miembros d de la Corporación Municipal, ha finalizado con el descubrimiento de la placa por parte de su único hijo y el alcalde de la ciudad y la visita por el Museo, impregnado de la huella de su padre, Don Manuel Martínez Cerro.*Ver imágenes*